Jueves, 19 de Mayo de 2022

Otras localidades

CHAMPIONS LEAGUE | CUARTOS DE FINAL | BARCELONA 1 - ATLÉTICO 1

El Atlético de Madrid aguanta la embestida del Camp Nou

La eliminatoria se decidirá en Madrid después de un vibrante empate que firmaron Diego Ribas y Neymar. Los culés se mostraron superiores en el tramo final desde la resolución de Iniesta pero los rojiblancos contestaron con un gran Courtois

Messi pugna con Miranda por un balón

Messi pugna con Miranda por un balón / GETTY

Balanza de virtudes, de proyectos y matices. Balanza entre la intermitente calidad de los blaugranas, a fogonazos esta temporada, y la energía desbordada de los hombres del Manzanares, necesitados de una segunda bombona en ciertas ocasiones. Al fin y al cabo, un equilibrio perfecto, el que nos ofrecía la noche en el Camp Nou. Una igualdad que se veía reflejada en los tres encuentros previos del curso: los dos empates en el Calderón, con mismo resultado en la vuelta de la Supercopa en Barcelona.

Esa supuesta línea roja infranqueable, al filo de la navaja, incapaz de decidirse por uno de los dos equipos, pudo desviarse nada más pitar el árbitro. El Atlético salió a morder, ni más ni menos, a lo que se esperaba de él. Con un centro del campo obsesionado con la presión, que dejó un error tremendo de Pinto en la salida (los palos añoran a su verdadero dueño) y un balón a los pies de Villa. Eliminatorias que se deciden con detalles como este, con golpes de timón, que en este caso el exazulgrana desaprovechó con todo a favor.

Las cartas estaban sobre la mesa, dispuestas a descubrirse, aunque la jugada se veía a la legua. La correa de Simeone amenazaba con asfixiar, de nuevo, el cuello del can azulgrana. El rombo planteado por Martino -Busquets, Xavi y Cesc-, más Iniesta buscando la superioridad en el centro del campo, quedó expuesto al abrazo de los centrocampistas rojiblancos. Una jugada prevista por Simeone y dedicada a desconectar la fuente de todo el peligro cule: su combinación.

El Barça solo podía aflojar el nudo desde sus estilistas. Messi e Iniesta buscaban un hueco entre semejante emparedado, saliendo airosos más veces de las físicamente posibles. En una contra, el argentino sufrió una falta en la frontal del área. Peligro inminente. La barrera truncó el lanzamiento, pero el Barcelona se había acercado. Frenada la sequía ofensiva, el equipo sufrió un seísmo tras el doloroso costalazo de Piqué. Un golpe en la pelvis que le obligó a dar el relevo a Bartra. Una nueva papeleta para el central después de la del curso pasado contra el Bayern. Bartra y Mascherano, al Barça le tocaba confiar.

Las ocasiones no llegaban, solo había tiempo para la confrontación cuerpo a cuerpo. En la mitad de la primera parte, Xavi filtró un pase y Neymar remató a las manos de Courtois. Primer respiro para Martino, porque el Barcelona solo inhala aire con la pelota, tocándola, acariciándola. Ese es el tiempo de oro donde puede pensar y elaborar un plan para superar el muro focense de los espartanos, que hoy en día se hacen llamar 'cholistas'. Acto seguido, Messi tomó el mando y le enseñó la vida en verso a Thiago. Una maniobra con una sola finalidad: encontrar a Iniesta que, delante de Courtois, se topó con la pierna providencial de Godín.

Cuando el partido tomaba carrerilla se volvió a cruzar una desgracia. En un esfuerzo, Costa se resentía de los isquios. El guerrero quería seguir, le daba igual cualquier cosa que pasase después, la batalla era esa noche. Momento de Simeone, la cabeza pensante, para introducir el factor de la tranquilidad y hablar de los partidos que quedan. De la guerra en general.

Antes del intermedio, el Barcelona buscó adelantarse desde las cabezas de Bartra y Messi, pero Courtois respondió sin más problemas. Neymar probó fortuna con un disparo lejano pero se marchó elevado y Pinto respondió con un paradón al intento de Villa. El partido tomaba el camino de los vestuarios con tres amarillas para los colchoneros, más duros, el único ámbito donde los locales vencían.

El encuentro salió frio, espeso por momentos. Con los jugadores exigidos ante la presión del contexto. La duda de si lanzarse al ataque para golpear, pudiendo descubrir la defensa, imperaba sobre el césped. Nerviosismo era la palabra más tecleada en los portátiles de los periodistas desplazados al Camp Nou. Un sudor frío que el Atlético se secó de golpe con un gol que bien puede valer unas semifinales de Champions. Tras una oportunidad de Neymar, el Atlético se encontró con el sustituto de Diego Costa. Su tocayo, Ribas, golpeó el cuero con la violencia necesaria para introducir el balón por la escuadra, desde un costado y más cerca de los banquillos que de la portería de un insuficiente Pinto.

Un premio soñado por Simeone que sonreía desde la banda. Su plan, no menos genial por ser muchas veces contado, seguía surtiendo efecto. Al guion se sumó el mejor Courtois, con una gran estirada a disparo de Busquets, que buscaba la misma sorpresa encontrada por Diego Ribas. Una pequeña diferencia que puede ser enorme. Un buen portero comparado con otro alojado entre los mejores.

Los cambios, sobre todo del Barcelona con la salida de Alexis por Cesc, dieron un tumbo a la velada. Pero la estrategia desequilibrante fue el repliegue de Iniesta que bajó al centro del campo a imaginar su fútbol. El menudo jugador culé es la diferencia en persona. Una capaz de inventarse un pase, incluso más: una historia diferente para la eliminatoria. Su servicio a Neymar empató la noche. El brasileño no falló con el interior y la contienda encontraba un resquicio para la esperanza azulgrana.

Los últimos veinte minutos fueron un suplicio para los visitantes que no querían dejar escapar tan generoso botín. El Barcelona lo intentó, ahora sí con todo. Ya no podían reservarse nada y el conjunto dio muestras de tenacidad. Solo Courtois evitó con sus vuelos que el equipo de Martino diera la vuelta al partido. Iniesta, en busca de otro 'Iniestazo' y Messi, como genios coetáneos que son, coincidieron en la fórmula: buscar la escuadra del belga. El guardameta del Atleti reescribió la historia y se lanzó para amarrar el resultado, para dar alas a las aspiraciones de sus compañeros. Superado ya el momento manchego, la eliminatoria durmió pensando en un futuro choque tan vibrante como este, a los pies del Calderón.

'El Larguero' | 'Carrusel' | 'SER Deportivos' | 'Hora 25 Deportes' | 'Play Fútbol' | 'Play Basket' | 'Punto, SER y partido' | Fórmula 1 | Seis Naciones | Más deportes

Gol de Diego Ribas (Barcelona 0 - Atlético 1)

Gol de Neymar (Barcelona 1 - Atlético 1)

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?