Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 20 de Febrero de 2020

Otras localidades

El Barcelona se despide de la Liga

La temporada se resumió en un solo partido. Uno en el que el Barcelona tuvo la oportunidad de darse un descanso futbolístico pero en el que volvió a caer en sus propias complacencias, propiciando el empate de Lafita y su sentencia

Pedro se lamenta de una ocasión fallada /

Ligas aparte, lo más importante de la visita del Getafe al Camp Nou era el último adiós a Tito Vilanova. El aficionado culé lo sabía y respondió. Las muestras de afecto en la última semana no han parado, pero la cita final pasaba por el templo azulgrana que rindió homenaje a su extécnico con un vídeo emotivo. Las imágenes de los jugadores, de los asistentes del primer equipo, fundidas con el rostro de Tito. Los aplausos despidieron al recuerdo audiovisual y dieron paso a un minuto de silencio emocionante. Vivido desde la primera hasta la última fila del estadio. La pancarta gigante que ondeaba en una de las tribunas transmitía agradecimiento pero también la enseñanza de que será una figura "eterna" | El directo del partido.

La memoria dejó paso al deporte. El equipo de Martino saltó al campo con la piel de gallina, más cercano al sentimiento que a la concentración. Aturdido con el enésimo cambio de rumbo del técnico argentino. Un hombre paralizado por la ansiedad del momento y el desquiciante entorno del club que, parece, ha dictado gran parte de las alineaciones. En esta ocasión abandonó el sistema 4-4-2, con el que ha jugado los momentos más trascendentales de la temporada, y se dejó llevar por el 4-3-3 de Guardiola. Cesc ha sido el principal señalado en el tramo final del curso y con la ausencia de Neymar, Pedro y Alexis cuentan con más minutos a la postre.

Los azulgranas, como en anteriores versiones, saltaron incendiados. Practicando una presión adelantada que sirvió para anular la creatividad del Getafe, ya de por sí escasa, con las bajas de Pedro León y Diego Castro. Los resultados se vieron con celeridad, lo que tardó Adriano en inquietar los dominios de Julio Cesar con un disparo y un centro muy peligrosos. Messi, preocupado con los esfuerzos, se unió a la ofensiva probando desde lejos, pero la defensa madrileña seguía concentrada a esas alturas y tapó con acierto.

Una actitud que duró hasta que el genio argentino hizo su vigésimo gol en la segunda vuelta de la temporada. Críticas sobre su intensidad, su compromiso con un grupo que siempre se encomienda a él. Voces altas y bajas que denuncian sus carreras discontinuas, su paso al trote. Una realidad, con el Mundial de fondo, que sin embargo no puede ocultar su condición de mejor goleador en el segundo tramo de Liga. Contra el Getafe, balón a la escuadra tras un pase atrás de Alves y el movimiento de arrastre de Pedro y Alexis. El equipo juega para él, él casi siempre responde. Falla quizás la envoltura, el reparto de responsabilidades.

El Barcelona había cogido carrerilla y Pedro, con un recorte exquisito, sentó a su par pero se encontró con el portero visitante. El encuentro parecía encarrilado. El tiempo verbal en condicional introduce una variable, una duda que el cuadro catalán se ha encargado de incluir casi siempre esta campaña. La relajación local tuvo consecuencias, la primera que aparecieran los mejores jugadores del Getafe. La segunda, el gol.

Sarabia inquietó a la afición culé con una falta directa que se marchó por centímetros. Era la antesala al empate. A diez minutos del descanso, Lafita bajó un centro y se giró perfecto, golpeando el cuero al palo largo. Muy difícil para Pinto. El empate subió y bajó del marcador. El intervalo que tardaron el árbitro Teixeira Vitienes y su linier en ponerse de acuerdo. La duda era una posible mano en el control, el tanto fue concedido aunque la repetición dio la razón al linier.

Justo o no, el partido tomó rumbo a los vestuarios empatado. Lo que no tiene discusión es la defensa del Barcelona, que este año necesita muy poco en contra para hacer aguas. Ante el Getafe, dos disparos. Una conclusión que toma carices deprimentes si se suman las dificultades del Barça para anotar. Como en la última acción antes del descanso en la que Alexis y Messi remolonearon.

La segunda parte tenía como misión recuperar la emoción desplegada antes del partido. Demostrar que Barcelona y Getafe se jugaban más de lo que su fútbol decía. Con esa actitud, el conjunto catalán desenfundó su juego. El tridente atacante probó a Julio Cesar y a los palos. Messi se topó con una gran respuesta, Alexis con el travesaño y Pedro, directamente con la grada.

Seguía sin funcionar la puntería y el último pase. Para ello, el Tata dio entrada a Cesc, más acertado siempre desde el banquillo. Su cambio significó una revolución. Un minuto llevaba sobre el césped cuando se desmarcó para servir un gran pase, rematado a gol, en segunda instancia, por Alexis. La fórmula estaba dando la reacción química esperada por Martino, con Fàbregas como el compuesto inestable para la defensa visitante.

Sus internadas entre líneas dieron un punto nuevo al Barcelona. Una capacidad de desequilibrio sin necesidad de desborde. Los mejores minutos del Barcelona llegaron en este momento del partido, el único en que el público se sumó al acoso. Así se encontró el propio Cesc con una buena ocasión enviada por encima del larguero. Minutos antes de que Alves y Messi perdonaran dos monumentales contraataques, más propios del eterno rival de la capital española.

Había existido la opción de sentenciar, pero el Barcelona no se da ni esas autocomplacencias. En lugar de apostar por el partido y felicitarse por su fútbol dio un paso atrás. O por lo menos, no dio uno hacia delante. Se quedó parado y auspició la reacción del Getafe. Sin mucha convicción a lo largo del partido, el equipo de Cosmin Contra vio una oportunidad pero Sarabia, con todo a favor, la mandó a las manos de Pinto. El portero y la afición respiraron. El Getafe se lamentó profundamente, pensando en que un club de la categoría del Barça no da segundas oportunidades. No ha seguido la temprada culé. En el descuento, con una Liga todavía en juego, Lafita mandó un mensaje a todo el barcelonismo. El ciclo, si seguía abierto, se ha cerrado.

'El Larguero' | 'Carrusel' | 'SER Deportivos' | 'Hora 25 Deportes' | 'Play Fútbol' | 'Play Basket' | 'Punto, SER y partido' | Fórmula 1 | Seis Naciones | Más deportes

Gol de Messi (Barcelona 1 - Getafe 0)

Gol de Lafita (Barcelona 1 - Getafe 1)

Gol de Alexis (Barcelona 2 - Getafe 1)

Gol de Lafita (Barcelona 2 - Getafe 2)

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?