Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 02 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | Minuto a minuto CORONAVIRUS | Minuto a minuto Más de 6,5 millones de estadounidenses pidieron el subsidio de paro la semana pasada
And the Oscar goes to...

1989, el año de Carly Simon

La cantautora norteamericana ganó el Oscar con “Let the river run”

1989 fue el año en el que se empezó a utilizar la fórmula “And the Oscar goes to…”, frase que da título a esta sección de “Notas de cine” en la que recordamos las canciones ganadoras de la estatuilla de Hollywood. “Y el Oscar va para…” sustituyó oficialmente a la frase que hasta entonces se había utilizado para proclamar al ganador, “And the winner is…” (“y el ganador es…”). Y es que, al parecer, querían evitar que la palabra “ganador” hiriera la sensibilidad de los otros nominados derrotados y escogieron esta otra fórmula que les parecía más diplomática.

Aquel año 1989 hubo solo tres canciones nominadas, el número más bajo desde el año 1936. En esta categoría no necesariamente tiene que haber cinco candidatas sino que pueden ser más o menos dependiendo del criterio de los miembros votantes. Ese año, al parecer, no fue muy brillante en lo tocante a calidad musical ya que, en opinión de los académicos, solo tres temas merecían aspirar al Oscar. El primero de ellos era “Calling you”, interpretado por la cantante de góspel Jevetta Steele y perteneciente a “Bagdad Café” una película alemana dirigida por Percy Adlon que transcurría en un café-motel situado en el desierto de Mojave y al que iba a parar una turista alemana interpretada por la actriz Marianne Sagebretch.

La segunda candidata era “Two hearts” perteneciente a “Buster, el robo del siglo”, una película británica que narraba el mayor robo del siglo XX, el que se perpetró en el tren correo de Glasgow en el año 1963. El cantante Phil Collins daba vida en la pantalla a Buster Edwards, cerebro del golpe, e interpretaba la canción principal de su banda sonora.

Pero la ganadora fue finalmente “Let the river run” la canción compuesta e interpretada por Carly Simon. Era el tema principal de “Armas de mujer”, una comedia protagonizada por Harrison Ford, Sigourney Weaver y Melanie Griffith en la que esta última daba vida a una secretaria que se hacía pasar por ejecutiva. La canción sonaba en la inolvidable escena inicial en la que Melanie y otros trabajadores se dirigen a Manhattan en el ferry de Staten Island. Con ella Carly Simon ganó el Globo de Oro, el Grammy y también el Oscar.

 

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?