Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 01 de Abril de 2020

Otras localidades

30 años de la muerte de Sam Peckinpah

El cineasta forma parte de esa larga e inexplicable lista de directores sin ningún Oscar de la Academia

30 años de la muerte de Sam Peckimpah: 30 años de la muerte de Sam Peckinpah

La muerte del autor cumple 30 años este diciembre, y nosotros nos seguimos preguntando cómo es posible que su filmografía no cuente con el reconocimiento de la Academia. Otros directores como Hitchcock, Federico Fellini o Stanley Kubrick tampoco optaron por la estatuilla.

El cineasta no armonizaba con el espíritu de los premios de la Academia, que promovía (y promueve) una imagen del cine americano emotiva, bondadosa, de valores elevables, patrióticos, de un discurso conservador directamente opuesto con la narrativa de Peckimpah. Sin embargo, el director si coincidía con la preocupación de una sociedad estadounidense inmersa en la violencia; los asesinatos de los Kennedy, Martin Luther King, la guerra de Vietnam, los movimientos de los Panteras Negras, el Watergate…Un cine situado en la época de los 60’-70’ instalado entre el Hollywood clásico y el Nuevo Hollywood en el que confluyeron directores como Arthur Penn con Bonnie and Clyde o Dennis Hopper con Easy rider etc… , creadores interesados en conceptos como la rebeldía, la juventud, la contracultura o la violencia, en la que Sam Peckinpah incidió como catalizador en su obra.

El autor indagó en como la violencia se relacionaba con la moral, el amor (La Huida-1972), con la fraternidad entre los amigos (Grupo Salvaje -1969), o en pos de la defensa de la dignidad (Perros de paja- 1971)… en definitiva en la violencia inherente en la naturaleza humana. Peckinpah apostó por los antihéroes, mercenarios, perdedores, hombres tristes, personajes inadaptados, complejos psicológicamente, en historias en las que muestra como él mismo dijo: “la vida de unos personajes acostumbrados a la muerte y a la derrota, y a los que no les queda ninguna ilusión.” Antihéroes, anti-oscars, muy alejados de los personajes épicos de John Ford, cuatro veces ganador de la estatuilla como director.

Peckinpah eligió un género, el Western, en decadencia, en desuso, que ya había perdido fuelle y el interés del público y por tanto de los estudios. Le dio una vuelta de tuerca, pasando al denominado Western crepuscular. Con Grupo Salvaje el director se aleja diametralmente del cowboy del Western de los 50, y nos presenta a un grupo de bandidos marcados por un destino trágico. (Una curiosidad) El director reveló en una ocasión que La Caza de Carlos Saura le cambió la vida, y que la crudeza del filme le inspiró para Grupo Salvaje. Extrañamente, la cinta estuvo nominada a mejor guion original, única nominación del director tras catorce películas.

Fueron sonados los enfrentamientos del director con los productores y los responsables de los estudios, y el odio innato que mostraba hacia el sistema de Hollywood. Este mismo sistema que nunca le reconoció su maestría y su saber hacer, a pesar de ser uno de los directores más influyentes de su época y del cine contemporáneo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?