Miércoles, 21 de Octubre de 2020

Otras localidades

Milenio 3: Detrás de las series

Conocemos los casos reales que han inspirado a los últimos éxitos de la televisión: desde los Freak Shows de American Horror Story a los sucesos reales que originaron True Detective.

Milenio 3: Detrás de las series

A mediados del S.XIX se hicieron famosos los Freak Shows, circos ambulantes en los que se mostraban a personajes con diversas malformaciones: el hombre langosta, la mujer barbuda, los hombres gárgola… Los dueños de estos circos eran buhoneros que buscaban este tipo de malformaciones por diversas poblaciones.

 Este tipo de espectáculos llegaron a España, donde se llegó a comprar a personas para ser exhibidas.

Ahora, la serie “American Horror Story: Freak Show” ha utilizado algunas de estas historias para su última temporada.

También conocemos el caso real que inspiró a la exitosa serie “True Detective”, en la que dos detectives investigan unos extraños crímenes que sucedieron a lo largo de 17 años.

Con qué sueñan los moribundos

Un reciente estudio realizado en Estados Unidos en una unidad de cuidados paliativos habla de cómo son los sueños de personas que se encuentran en estado terminal. Las Experiencias al Final de la Vida son mucho más frecuentes de lo que se cree. Curiosamente, muchos de estos sueños son con familiares y amigos muertos que proporcionan al moribundo consuelo. Al acercarse el final, los sueños con difuntos se hacen aún más comunes.

La bomba atómica de Hitler

El siniestro campo de concentración de Gusen, en Austria, guardaba, a pesar de los años transcurridos desde la erradicación del terror nazi, una sorpresa a los investigadores. Se han encontrado unos túneles, con una extensión estimada de 75 hectáreas, que según todos los indicios y rastros de radiación constituirían ni más ni menos que el laboratorio donde científicos de las SS desarrollaron la que seguramente sería la primera bomba atómica de la historia.

Entrevistas en el Más Allá: Howard Carter

Esta noche nuestras Entrevistas en el Más Allá nos llevan a charlar con Howard Carter. Nacido en Londres en 1874, el descubridor de la tumba de Tutankamon fue en gran parte autodidacta: Asistió muy poco a la escuela por motivos de salud. Su padre, artista, le enseñó los fundamentos del dibujo y la pintura. Los arqueólogos titulados lo vieron siempre como un amateur, pero eso no le impediría pasar a la historia como uno de los más persistentes rastreadores de nuestro pasado. En su lápida figura la frase: "Pueda tu espíritu vivir, durar millones de años, tú que amas Tebas, sentado con la cara al viento del norte, los ojos llenos de felicidad".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?