Miércoles, 05 de Agosto de 2020

Otras localidades

ANÁLISIS

La firma de Angels Barceló del viernes 23 de enero

La directora de Hora 25 analiza el impacto que tiene la reaparición de Bárcenas coincidiendo con la convención nacional del PP

Bárcenas en la calle no es una bomba de relojería, es una bomba de racimo. Va esparciendo declaraciones cada vez que sale de casa. Desde anoche, cerca de las diez, cuando salió por la puerta de Soto del Real, el extesorero del PP ha hablado ante los medios de comunicación hasta cinco veces. Empezó diciendo que no tenía mensajes en concreto para nadie, a pesar de ese "le he hecho caso a Rajoy y Luis ha sido fuerte", y ha acabado disparando contra todo. Sobre todo contra Rajoy, del que dice que recibió sobres y que conocía perfectamente la existencia de una caja B en el partido.

Y paralelamente la convención del PP, reunión al más alto nivel, con Aznar incluido dando lecciones de comportamiento ante la corrupción, con la intención de mandar un mensaje de unidad de cara a las elecciones. Pero Bárcenas y sus declaraciones subrevuelan demasiado bajo.

Es verdad que lo que hoy ha repetido Bárcenas ya era conocido, que lo había dicho en otras ocasiones, que es un presunto delincuente y hay que dar el valor que hay que dar a sus palabras, pero es que el interpelado es el presidente del gobierno de este país. Y algo tendrá que decir, digo yo. Porque lo peor que nos puede pasar es que dejemos de escandalizarnos por cosas como estas, que dejemos de hacernos preguntas y que dejemos de exigir respuestas.

Si lo que dice Bárcenas no es verdad, Mariano Rajoy debería haberle desmentido ya con toda la contundencia de la que sea capaz, e incluso querellarse contra él por mentir. Pero no pasa nada de esto. El PP calla o habla de ese señor y de esas cosas. Hace como si no existiera, pero existe y dinamita el gran cónclave para el que el PP había recuperado incluso la figura de Aznar que, sin sonrojarse, se ha dedicado a dar clases de ética y a marcarle el camino a Rajoy. El mismo Aznar, amigo de Blesa, el promotor de Rodrigo Rato, el de los invitados de la Gürtel en la boda de su hija. Ese mismo hoy dice que cada uno apechugue con su responsabilidad. El PP tiene a Bárcenas fuera de la convención y a Aznar dentro. Y a Mariano Rajoy, callado. Todo normal.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?