Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 19 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Hasta el infinito y más allá

A la izquierda, Imagen de la final de JJ OO de Los Ángeles 1984 que disputó España frente a Estados Unidos. A la derecha, Marc Gasol hace un mate ante la mirada de Pau en el 'All-Star' 2015

Agosto de 1984. La selección española de baloncesto se enfrentaba en la final de los JJOO de Los Ángeles a Estados Unidos. Un pequeño salto para el basket mundial, el primer gran salto para el nuestro.

Febrero de 2015. Han pasado más de 30 años. Los hermanos Gasol saltan en el inicio de un partido de las estrellas de la NBA. Un pequeño salto en la historia de los partidos de las estrellas, el último gran salto del baloncesto español.

Treinta y un años separan aquellas imágenes. Marc ni siquiera había nacido cuando Fernando Martín o Epi se colgaban la plata olímpica en cancha estadounidense. Y a todos nos parecía que aquel metal era el techo de nuestro basket. ¡Qué equivocados estábamos!.

Lo que hemos vivido esta madrugada sí parece ser el techo de nuestro baloncesto. O el símbolo que nos hace tener constancia de que hemos llegado al último piso del rascacielos. Difícilmente podremos pulsar en el ascensor el botón de llegar más arriba. En la última década hemos sido campeones del mundo, bicampeones de Europa, hemos colocado una decena de españoles en la NBA y dos de ellos han peleado en el salto inicial de un partido de las estrellas de la mejor liga mundial. Si nos lo dicen hace 30 años no hubiéramos tachado de loco al que nos hubiera hecho esa afirmación, es que directamente lo hubiéramos encerrado en un psiquiátrico.

Lo único malo de tocar techo es que más arriba no podemos llegar. Parece casi imposible ser campeones olímpicos (que es lo único que nos falta) pero hoy no me parece que sea un día para ser cenizos. Es un día de póster. Es un día para la historia. La foto de los Gasol en el Madison estará en el recuerdo cerquita del gol de Iniesta. Al lado del primer campeonato de Alonso. O con los Roland Garros de Rafa Nadal.

Lo que han conseguido los hermanos Gasol simboliza hasta dónde se puede llegar si se cree, si uno se esfuerza, tiene condiciones y algo de suerte. Se puede llegar a ser historia. Incluso más que historia Toy Story. Los Gasol han llegado claramente hasta el infinito y más allá.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?