Últimas noticias Hemeroteca

El final del plástico está en los insectos y crustáceos

Un científico español , experto en quitosano, estudia las propiedades de este material biodegradable como sustitutivo del plástico

El quitosano se encuentra  en los caparazones de los insectos y crustáceos, en los hongos, en setas y champiñones; es, tras la celulosa, el material más abundante en la naturaleza. Nos lo ha contado, en La Ventana, Javier Gómez Fernández, físico español y profesor de la Singapore University of Technology and Design. Como uno de los grandes expertos mundiales en este material lo tiene muy claro. El futuro pasa por un cambio de filosofía,  de "adaptar la forma de hacer las cosas a los matateriales que la naturaleza nos da".

¿Puedes ser tan fuerte y resistente como el plástico? El quitosano es de alguna forma plástico natural, está ahí, y se trata de transformarlo para el uso que queramos darle nos comenta el profesor Gómez Fernández. Es un proceso complejo que consiste en desmontarlo en moléculas y volverlos a montar para usos concretos como cajas, vasos,bolsas o hueveras entre otros objetos. El futuro incluso está en  la impresión en 3D cuando los modelos de producción se adapten a esta nueva tecnología.

El quitosano es además un material barato y abundante nos apunta Javier Gómez Fernández.Ellos trabajan en laboratorio con desechos de la industria pesquera que ya dan para mucho. Se trata de un tesoro natural que a diario convertimos en material de desecho.

El descubrimiento de este material se remonta a más de 200 años, incluso antes que la celuosa, si bien, su potencial no se ha desarrollado por la complejidad de su transformación. Hoy día podría ser la alternativa al plástico industrial que tantos problemas nos da para el reciclaje. En el quitosano hasta puede crecer una planta.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?