Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 12 de Diciembre de 2019

Otras localidades

“La solución sería que los bancos empezaran a escuchar a las personas”

Paco y Sonia, una pareja alicantina que había perdido su piso por no poder pagar la hipoteca, ha conseguido renegociar la deuda restante tras 94 días acampados frente a la oficina de su banco

Tras 94 días acampados frente a la oficina de su banco,dónde firmaron su hipoteca, acaban de poner un poco de luz a su futuro. Paco y Sonia, una pareja alicante que perdió su casa por no poder pagar las cuotas de la hipoteca tras quedarse en paro, han conseguido su objetivo. El banco ha cedido y han conseguido llegar a un acuerdo: de los 116.000 euros que aún debían, solo tendrán que pagar 10.000 en un plazo de 15 años. Esta mañana en Hoy por hoy con Gemma Nierga,  Paco y Sonia nos ha contado la historia de su lucha

Tres tiendas de campaña, 5 colchones y un sofá. "Cómo si fuera nuestra casa" explica Paco que junto a su pareja Sonia desplegó ese mobiliario ante la oficina del BBVA con la que tenían una deuda de 116.000 euros tras ser desahuciados de su casa por no poder pagar la hipoteca. Y ese ha sido su hogar durante 94 días, los que ha tardado la entidad en aceptar un acuerdo con la pareja que sin, casa sin trabajo y con semejante dinero a devolver se enfrentaba a un futuro terriblemente oscuro. "Es un día muy feliz, muy distinto a los demás, han sido tres meses muy duros" explicaba Sonia que se mostraba exultante tras el acuerdo. "Acampar han sido estos últimos tres meses, pero la lucha nuestra es desde que empezamos con las demandas" recuerda Paco. Y es que según esta pareja, el banco nunca quiso sentarse a negociar. "El banco decía que teníamos que pagar la letra, 500 euros al mes, pero no podíamos. Y como no llegamos a un acuerdo decidimos acampar para presionar al banco".

Acampando en mitad de la cabalgata de Reyes

El primer día de acampada coincidió con el día de la cabalgata Reyes, entre el revuelo de niños esperando que a sus casas, si, sus casas, llegaran los regalos. Las hijas de Paco y Sonia lo vivieron de otra forma. "La mayor no hacía más que decir que tenía ganas de que esto se acabara, de llegar a una solución, que quería volver a su vida". Las niñas no entendían, lógicamente de recibos ni de hipotecas. Pero el banco sí que entendía que, en el futuro, ellas heredaran la deuda de sus padres. Con el nuevo acuerdo también se elimina esta posibilidad. En total, la deuda se queda en 10.000 euros a pagar en 15 años siempre que tengan trabajo fijo.

La solución: que los bancos escuchen a la gente

Tras esta acción, muchos estarán pensando en hacer lo mismo que Sonia y Paco. "Nos tenemos que unir entre todos, no es el esfuerzo de uno solo, hay que presión, todo el mundo tiene que formar parte de esto" asegura Sonia. Sin embargo esta pareja no cree que la solución pase por más acampadas, por protestas infinitas ante oficinas ni por sacar a la calle sofás y colchones: "La solución debería ser que los bancos intentaran escuchar a las personas". En su caso pasaron 94 días hasta que fueron escuchados.

Noticias relacionadas

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?