Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 18 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Los ayuntamientos ya saben pronunciar "remunicipalización"

Durante años, la tendencia ha sido privatizar los servicios públicos con el argumento de que así se reducían costes y se ganaba eficacia. Ahora, varios consistorios -de distinto color político- inician el camino de vuelta para recuperar su gestión. Por ejemplo, en León se ha municipalizado la recogida de basuras con buenos resultados.

Cuando Emilio Gutiérrez, del Partido Popular, llegó a la alcaldía de León en 2011 se encontró con un Ayuntamiento ahogado por las deudas. La recuperación del servicio de recogida de basuras ha sido una fórmula exitosa para reducir facturas. Fue privatizado hace dos décadas y durante ese tiempo, el consistorio pagó 270 millones de euros. En 2012, gastó 20 millones. Sólo un año después, ya en manos públicas, el coste se redujo a 12 millones, un 40% menos. Los vecinos están relativamente satisfechos con la limpieza de la ciudad.

No es el único caso. El Ayuntamiento de Cabrils, gobernado por CIU, ha decidido que el 90% de los puestos de trabajo externalizados en los últimos años vuelva a depender del Gobierno local. Félix de Dios, portavoz de la Plataforma por la Remunicipalización de los servicios públicos de Madrid, asegura que han conseguido "desmontar algunas mentiras". Por ejemplo, que la privatización era rentable económicamente o que el servicio ofrecido era más eficiente. Un informe del Tribunal de Cuentas lo avala: si los servicios fueran gestionados directamente por los ayuntamientos serían un 71% más baratos. De Dios denuncia además que las privatizaciones han sido un nido de corrupción: "A una empresa no la puedes controlar; al Ayuntamiento, sí. El servicio público que se presta está controlado".

Tendencia europea

Desde el año 2000, se han contabilizado 180 lugares en los que se ha municipalizado la distribución de agua, encabezados por París. En Francia, se acumulan 49 casos; en Estados Unidos, 59; y en España, 12. En el municipio madrileño de Rascafría, los vecinos forzaron la convocatoria de una consulta sobre el futuro de este servicio. El 72% de los votantes se pronunciaron a favor de que siguiera en manos públicas. No hay datos oficiales sobre qué ha supuesto esta decisión para el bolsillo de los ciudadanos, pero Javier Espinosa (de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos) recuerda que en París, las facturas llegaron a reducirse hasta un 8% tras la remunicipalización.

Félix de Dios es optimista de cara al futuro. Es una tendencia que ya recorre Europa y que acabará instalándose también de forma definitiva en España. "Hace unos años era impensable: la gente ya sabe utilizar la palabra 'remunicipalización' y se ha creado una corriente de opinión favorable a la gestión directa".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?