Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 12 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Cannes y los escándalos prefabricados

El certamen suple la ausencia de estrellas con ‘Love’ una película porno en 3D de Gaspar Noé. En la sección oficial, Jacques Audriard hace en ‘Dheepan’ un crudo retrato de los refugiados tamiles en Francia que ha sido recibida con tibieza.

()

Nada es casual en Cannes. Los programadores organizan el certamen midiendo al milímetro los titulares de cada jornada. Hoy combinan cine de denuncia social y porno en 3D. Jacques Audiard, el director francés que ganó aquí el Gran Premio del Jurado con Un Profeta en 2009, seguramente haya sido muy consciente de que mientras él daba la rueda de prensa de su película, Dheepan, gran parte de los periodistas habían emigrado a la sala Bazin para ver la cinta escándalo, Love, del argentino establecido en Francia, Gaspar Noé, que ya en 2002 revolucionó Cannes con las violaciones múltiples de Irreversible.

Hasta el momento ha habido poco cine político en la sección oficial. Sin embargo es el cine francés el que está enfocando a los temas más candentes de Europa: La Loi du Marché de Stéphane Brizé denuncia el individualismo feroz que ha producido la crisis en Francia: y Jacques Audriard enfoca en Dheepan a los refugiados tamiles que huyen de la guerra de Sri Lanka y han encontrado en los barrios marginales franceses un nuevo campo de batalla. Con su personal delicadeza para el retrato humano, Audriard retrata la vida diaria de una falsa familia que llega a Francia bajo esa mentira para sobrevivir a la guerra. Un excombatiente, una mujer de 24 años y una niña huérfana se instalan en un barrio dominado por traficantes de droga.

Los pequeños detalles emocionales de su convivencia son de una ternura conmovedora, ahora bien, Audriard edulcora y convierte en inverosímiles muchas situaciones y lo justifica diciendo que solo le interesa la historia de amor de este falso matrimonio: “Para mí el thriller de su supervivencia es secundario. Tampoco he hecho una película política. Evidentemente estoy hablando de la Francia de hoy, pero sobre tod,o de la mirada que ellos tienen sobre nuestro país. Es una historia subjetiva”.

Sin duda, los actores tamiles destilan una verdad escalofriante, pero esa ausencia de enfoque político convierte a Dheepan en una historia edulcorada, en la que los traficantes de droga de origen árabe son los villanos y deja muchas preguntas sin enfocar: ¿dónde está el Estado francés? ¿Dónde están las mafias que extorsionan a los emigrantes? Audriard hace una película notable, pero su vocación metafórica –las heridas imborrables de la guerra- y sus buenas intenciones la empequeñece.

Gaspar Noé y el sexo en 3D

Al director argentino afincado en Francia se le conoce más por sus facultades como creador de titulares que como cineasta. Ayer por la noche se quedaron 200 personas fuera del cine, entre público y periodistas, que se empujaban para ver la primera película porno en 3D que participa en la sección –fuera de concurso- de Cannes.

Love es sexo real contra la cámara, eyaculación incluida de su protagonista (Karl Glusman) y visión del coito rodado desde dentro de la vagina de Aomic Muyoc. Todo ello adornado con algo de drogas y ambiente de orgía para animar a la parroquia que se iba durmiendo o desfilando hacia la cama.

En la rueda de prensa de Love no hubo el conato de bronca que tuvo lugar en 2002, cuando Vincent Cassell quiso pegar a los periodistas que silbaban Irreversible. En esta ocasión, Noé intentaba seguir haciendo titulares diciendo que es “una película de lo más normal sobre la vida y no es nada transgresora”.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?