Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 14 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Eurovisión: un festival contado en 3 minutos y 5 canciones

Este sábado Suecia se proclamó vencedora en una votación muy reñida con Rusia, que quedo segunda. La cantante española Edurne y su canción ‘Amanecer’, se tuvo que conformar con el puesto número 21

()

No pudo ser. Su grito de guerra no fue suficiente.

Ni su melena al viento, ni los dos trajes que lució sensualmente, ni el bailarín que la acompañaba fueron capaces de seducir a votantes y jurado. Aquí también, como en otras muchas ocasiones, los sondeos y casas de apuestas fallaron en sus predicciones y del décimo puesto que le llegaron a augurar ‘El amanecer’ de Edurne tuvo que conformarse con el puesto número 21.

Peor les fue, eso sí, a la anfitriona Austria o a Alemania, que como muchos otros países eligieron el idioma de Shakespeare y no el de Angela Merkel para seducir en Eurovisión... y tampoco lo consiguieron. Estos dos países, con cero puntos, cerraron las votaciones del certamen. El título de la canción alemana, ‘Black Smoke’, es decir humo negro parecía, finalmente, toda una premonición.

Mucho mejor le fue a la invitada especial de la edición número 60 del festival de Eurovisión: Australia. Sí, no nos hemos equivocado, Australia. Aunque a priori en este certamen solo participan países que forman parte de la EBU, la Unión Europea de Radio-difusión, este año el organismo decidió hacer una excepción y permitir a este país que participara. No se eligió Australia por puro azar. El festival de Eurovisión es seguido cada año por millones de personas en este país, el éxito de la gala estaba garantizado. La elección Guy Sebastian, y su 'Tonigth again' resulto todo un acierto como demuestra el quinto puesto en el que acabó.

Este año además. la emoción por los primeros puestos duró hasta el final. Durante varios minutos Rusia rozó el éxito con la canción "A million voices" de Polina Gagarina. Finalmente tuvo que conformarse con el segundo puesto.

Suecia, ganadora de este año en Eurovisión / HELMUT FOHRINGER (EFE)

Las encuestas aquí sí que acertaron y Suecia, por sexta vez en la historia, consiguió llevarse el gato al agua. Con una puesta en escena cronometrada hasta el más mínimo detalle Mans ZelMerlow se proclamó ganador de esta gala que, una vez más, habla eminentemente en inglés. Sólo 6 países, entre ellos España, decidieron apostar por su lengua materna.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?