Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 16 de Octubre de 2019

Otras localidades

'White god', melodrama perruno

El directo húngaro, Kornél Mundruczó, dirige esta cinta, dónde convergen el cine de autor y el cine de aventuras, de resultado inquietante y perturbador

Hagen es un perro sin pedigrí que vive con su joven ama Lili en una Budapest que da preferencia a los perros de raza. Lili debe pasar unos días con su padre, el cual detesta a su acompañante canino.

El padre, en un impulso cruel y despiado, abandona a Hagen a su suerte en una cuneta, dejando a Lili y al espectador en un mar de lágrimas. A partir de este momento la película se convierte en un melodrama social, y Hagen se convierte en un particular Oliver Twist vagando por las calles y siendo objeto de todo tipo de crueldades. Por momentos la cinta es un cuento de Dickens, por otro, un cuento Disney.

Los humanos en White God son malos malísimos, la película persigue en muchos momentos desgarrar al espectador, retorcerle emocionalmente ante las sucesivas palizas y maltratos al animal. Juega con ese rechazo y lo consigue. Pero Hagen sale airoso de todas las situaciones y se convierte en el macho alfa de la jauría de perros sin raza de la ciudad.

A favor: : La segunda mitad de la película juega con las convenciones del terror, conviertiéndose los perros en una especie de vengadores de los estratos marginales, de los oprimidos. Esta es la trama que interesa.

En contra: Cuando White God no es una montaña de emociones, seguir la vida perruna de Hagen resulta un  tedioso.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?