Jueves, 15 de Abril de 2021

Otras localidades

Robert Capa a todo color

El Centro Capa de Budapest acoge, por primera vez en Europa, una muestra del trabajo a color realizado por el fotógrafo a partir de 1940

Capucine, actriz y modelo francesa, en un balcón en Roma. Agosto de 1951.

Capucine, actriz y modelo francesa, en un balcón en Roma. Agosto de 1951. / © Robert Capa/International Center of Photography/Magnum Photos

A Robert Capa se le conoce, sobre todo, por sus fotografías en blanco y negro en las que inmortalizó conflictos como la Guerra Civil española, la Segunda Guerra Mundial, la guerra árabe-israelí, o la primera Guerra de Indochina. Pero Capa, pseudónimo con el que firmaron como fotoperiodistas tanto él como su mujer, compaginó la película en blanco y negro con la de color desde 1938.

La falta de interés de los periódicos durante la Guerra Mundial y la carencia de medios para imprimir imágenes en color en los diarios de la época, relegaron este trabajo de Robert Capa a un segundo plano hasta que, ya en la posguerra, empezó a hacerse un hueco en las revistas. Cynthia Young, comisaria de la exposición permanente en el Centro Internacional de Fotografía de Nueva York (ICP), recuerda que "al principio, el color se usaba en publicidad y en moda. Y, durante años, Capa consideraba que el blanco y negro era el medio para la verdad y la honestidad".

Jóvenes visitantes esperando parar ver la tumba de Lenin en la Plaza Roja de Moscú. 1947. / © Robert Capa/International Center of Photography/Magnum Photos

La muestra "Capa en Color", que se encuentra en Budapest hasta finales de septiembre, se compone de 136 fotografías pertenecientes a la colección permanente del ICP, fundado por el hermano de Robert Capa, Kornél, en 1974. "Es una selección de fotos que Capa realizó entre 1940 y 1954. Son fotos en color como nunca se habían visto. La mayoría fueron publicadas en revistas de la época, pero no habían sido incluidas en ninguna retrospectiva", señala Cynthia Young.

El archivo completo de Capa en el ICP de Nueva York se compone de unas 4.200 transparencias en color, así como de miles de copias en blanco y negro, negativos y otros documentos. Gran parte de las películas estaban deterioradas, pero se han podido recuperar gracias a las nuevas tecnologías informáticas.

De la guerra al glamur

Un marinero hace señales a otro barco de un convoy aliado en el Atlántico, entre EEUU e Inglaterra. 1942. / © Robert Capa/International Center of Photography/Magnum Photos

Robert Capa realizó algunas fotos en color de los conflictos que cubrió como reportero gráfico, aunque es una parte desconocida, hasta ahora, de su trabajo. La exposición incluye instantáneas tomadas a bordo de barcos de guerra en el Atlántico durante la Segunda Guerra Mundial, imágenes de la Plaza Roja de Moscú tras obtener el permiso de la Unión Soviética para entrar en el país en 1947, o fotografías de su último trabajo en Indochina, en 1954, poco antes de morir al pisar una mina terrestre.

Capa "utilizó el color durante la cobertura de la guerra en 1941, 1942 y 1943. Pero no hay nada desde el verano de 1943 hasta el final de la guerra. Dejó de fotografiar en color porque era muy difícil publicar y utilizar ese material. Sin embargo, desde 1947 lo usa para todo. En Francia, en Israel, en Noruega, con actores y artistas, y en Indochina, donde vivió hasta su muerte en 1954", señala la comisaria de la exposición.

Pablo Picasso jugando en el agua con su hijo Claude. Vallauris, Francia. 1948. / © Robert Capa/International Center of Photography/Magnum Photos

El final de la Gran Guerra, en efecto, obligó a Capa a cambiar el paso para adaptarse a un público nuevo que le pedía algo distinto, un contenido más próximo a la vida amable. Llegaron, entonces, los trabajos que vendió a revistas durante la posguerra: imágenes que se alejaban de la crudeza de los conflictos bélicos y que reflejaban paisajes exóticos, las estaciones de esquí en Suiza, Austria y los Alpes que empezaban a ponerse de moda, el estilo glamuroso del París de los cincuenta, o retratos íntimos de actores y actrices como Humphrey Bogart, Ingrid Bergman u Orson Welles, y de artistas como Pablo Picasso, a cuyos círculos accedía fácilmente por la amistad que le unía.

Según Cynthia Young, Capa tuvo que fotografiar en color para mantener viva su carrera después de la guerra, para destacar por encima del resto de fotógrafos, que ya lo estaban utilizando. Las revistas querían publicar en color, y a ello se suma la imporancia que Hollywood también daba ya al color. En la exposición se puede ver lo importante que era para él ser relevante para las revistas, para lo que tuvo que trabajar muy duro".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?