Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 09 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Mis padres son gais, ¿y?

La ley de matrimonio igualitario permitió a Jesús que Gabriel, su hijo adoptivo, también apareciera en los papeles como hijo de su marido. Joana y Silvia acaban de adoptar a un bebé que tiene ya 6 meses. Se llama Adrián y les ha permitido crear "un proyecto de vida maravilloso".

A sus 13 años, Gabriel está en una edad rebelde. Este curso, el primero en el instituto, ha suspendido una. "Lo importante es que es un chico estupendo, muy noble, divertido, aunque sea un poco desastre", dice su padre. Gabriel es hijo de Jesús y David, una pareja que se casó hace 7 años. "La ley de matrimonio igualitario fue una alegría inmensa", dice Jesús. Primero: porque le permitió casarse con su novio, con quien llevaba más de una década. Segundo: porque permitió que Gabriel apareciera también en los papeles como hijo de su marido. Él lo había adoptado antes de la entrada en vigor de una ley que le permitió, según dice, "legitimar a mi familia".

Los exitosos testimonios de Jesús y Joana, quienes junto con sus parejas han adoptado, dos niños respectivamente. / Roberto Torijas (Cadena SER)

Gabriel nunca ha visto como un problema tener dos padres. "Nunca ha preguntado, él ha asumido que tenía dos padres y que otros niños tenían un padre y una madre". De hecho, Jesús cuenta cómo les sacaba del armario continuamente: "En el cole, cuando era pequeño, lo decía abiertamente porque lo veía como algo muy positivo. Algo que le convertía en diferente a los demás. Era lo primero que decía".

Jesús adoptó cuando todavía estaba soltero y lamenta que todavía hoy las parejas homosexuales encuentran importantes problemas para adoptar. "En España, el acceso a la adopción es igual, pero en el extranjero no: como familia monoparental tienes alguna opción; como pareja del mismo sexo, no hay opciones".

Ante esta situación, Joana y Silvia se decantaron por adoptar a un niño de nuestro país, aunque tampoco fue un camino sencillo. "La adopción de los llamados 'bebés sanos' está muy parada. Nosotras optamos por la vía de la adopción con características especiales, la de niños que han nacido con algún tipo de dificultad", dice Joana. Así llegó a sus vidas Adrián, cuando sólo tenía 2 meses. "Apenas lleva con nosotros cuatro meses y parece que lleva aquí toda la vida", cuenta una madre primeriza a la que ha cambiado su vida de arriba a abajo. "Soy muy dormilona, pero cuando me levanto a las 3 de la madrugada porque llora y veo que me sonríe, caigo enamorada a sus pies. Estoy enamorada de este pequeño enano".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?