Domingo, 20 de Septiembre de 2020

Otras localidades

ANÁLISIS

El problema es lo que hay detrás de las siglas y los logos

La directora de Hora 25 cree que PP o PSOE están renunciado a algunas de sus señas de identidad para intentar aparentar que son otros cuando siguen siendo los mismos

Hay partidos políticos que han entendido que la nueva política es, sobre todo, un cambio de imagen. El Partido Popular ha presentado hoy su nuevo logotipo, de cara a la Conferencia política de este fin de semana. Un círculo, parece que han entendido también que si no hay círculos no hay nueva política, las letras PP y un pájaro, ese que hasta hoy pensábamos que era una gaviota, pero que hoy nos hemos enterado que es un charrán y no una gaviota. Aunque cuidado porque la primera acepción de Charrán en el diccionario de la Real Academia Española es pillo o tunante. No sé si en el PP habrán mirado el diccionario. Cambio de diseño, aunque el contenido siga siendo el mismo. Un partido no cambia porque le den una mano de pintura.

Cambiar el logo o esconderlo, que es otra de las estrategias para asomar la cabeza en la llamada nueva política. Tanto el PP como el PSOE intentaron hacerlo en las últimas elecciones autonómicas y municipales, e incluso Pedro Sánchez, en la presentación de su candidatura a la presidencia del gobierno, prefirió, en algunos momentos de ese acto, la bandera española en lugar del puño y la rosa. Siguen muy despistados unos y otros, el problema no es ni de logos ni de siglas, el problema es lo que hay detrás de las siglas y de los logos.

Y mientras tanto la política se mueve, aparecen nuevos políticos, aparecen nuevas formaciones, aparecen nuevos discursos, que gustarán más o menos, pero parecen más frescos, más cerca de la realidad, nuevas caras, algunas que salieron de los viejos partidos y que buscan aire fuera porque dentro no lo encuentran. El caso de la izquierda en este país es el más claro ejemplo. Ante la deriva del PSOE, cuyo discurso socialdemócrata, por ejemplo, se ha esfumado en toda la crisis griega, por las costuras se le escapan nuevas voces que encuentran cobijo bajo otras siglas. Es posible que a muchos les parezca una ensalada de partidos, pero es una ensalada con productos frescos, desacomplejados, convencidos de que la política ya solo puede hacerse fuera de los grandes partidos. Y ellos los grandes partidos se resisten a cambiar, aunque cada día renuncien más a todo aquello que les identifica, para parecer que son otros, siendo los mismos.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?