Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 03 de Abril de 2020

Otras localidades

Otras formas para combatir el calor

La meditación permite refrigerar nuestro cuerpo de forma considerable. Para los que no tengan paciencia hay otras opciones

GRA434. CÓRDOBA, 08/07/2015. Un joven se refresca en una fuente del Patio de los Naranjos de la Mezquita Catedral de Córdoba, hoy cuando se mantiene activado en Andalucía el aviso naranja (riesgo importante) por temperaturas que oscilarán entre los 36 y los 44 grados, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en su página web.EFE/Rafa Alcaide

RAFA ALCAIDE (EFE)

Las altas temperaturas no dan tregua y 2015 se podrían convertir en el verano más caluroso de las últimas décadas. Intentamos hacer caso a los expertos que nos aconsejan beber más agua, andar por la sombra y evitar el ejercicio físico en las horas más calurosas. Pero si ya han probado todas estas recomendaciones y no consiguen evitar el calor, nosotros les proponemos estos otros trucos. 

Meditar para refrigerar nuestro cuerpo

Al meditar relajamos cuerpo y mente. Un estado que permite a nuestro organismo reducir su temperatura corporal. "Meditar nos ayuda a aceptar el aquí y ahora. Al aceptar cualquier cirscunstancia y no rechazarla, lo que hacemos es que fluimos en ella y no tenemos ese sufrimiento, en este caso el calor" asegura Toñi Berssotti, profesora de la Sociedad Española de Meditación.

Además, el hecho de realizar esta práctica permite a nuestro sistema nervioso trabajar más lento, por lo que la temperatura de nuestro organismo también baja.

Para evitar el calor, la profesora de meditación Toñi Berssotti propone encerrarnos es una habitación sin luz y escuchar nuestra respiración durante 10-15 minutos, con lo que lograremos centrarnos en la respiración y relajaremos nuestro cuerpo. Lo que permitirá a nuestro organismo reducir la temperatura corporal.

Tomar un aperitivo a - 10 ºC

Si no nos conformamos con un chapuzón en la piscina, les proponemos disfrutar de un cóctel a temperaturas bajo cero. El Ice Bar de Madrid ofrece una experiencia diferente y más que refrescante. Su responsable, Luis Martínez comenta que la "afluencia es mayor. Se nota con la subida de las temperaturas" y crece la demanda.

Escapar del calor

Si nuestro bolsillo nos lo permite podemos visitar los lugares más fríos del mundo. Javi Gálvez, organiza viajes a Groenlandia e Islandia y asegura que allí las temperaturas son más que llevaderas (no superan los 5ºC a finales de agosto). Por lo que si no aguantan más este calor, se podrán replantear un viaje a los países nórdicos o a la isla con más superficie del mundo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?