Sofá SonoroSofá Sonoro
Música
LA HISTORIA DE BOBBIE GENTRY

Bobbie Gentry, la chica que derrotó a los Beatles y desapareció

La vida de Bobbie Gentry es todo un misterio. En 1967 arrebató el número 1 a los Beatles con su debut

Bobby Gentry en una fotografía de archivo de 1965 / GETTY

El ‘Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band’ de los Beatles cambió el curso de la música moderna en el verano de 1967. Aquel disco de colorida portada abría las puertas a la psicodelia y a la experimentación musical. Los Beatles, la banda más grande del mundo, enseñaba al resto que en la música hay que avanzar, que no se puede vivir de las fórmulas de éxito, que hay que seguir buscando nuevas direcciones. Aquel disco consagró definitivamente a los chicos de Liverpool como la mejor banda de aquella década, de aquel verano que había visto el debut de David Bowie o los discos de The Byrds, Frank Zappa, Pink Floyd, Aretha Franklin, Marvin Gaye, Joan Baez, The Beach Boys, The Jimi Hendrix Experience o The Ventures. El mundo se había rendido a los Beatles y el grupo respondió dando un giro a su sonido con la edición de su álbum más experimental y arriesgado.

Bobbie Gentry durante una actuación en la BBC en los años 70

Aquel verano también tuvo lugar el debut de Bobbie Gentry, una chica de 23 años de Chickasaw County (Mississippi), un diminuto pueblo en mitad de la nada. El debut de aquella chica tan desconocida como atractiva se convirtió en uno de los trabajos más vendidos de aquel 1967 repleto de grandes discos y canciones eternas.

Hija de padres separados, Bobbie aprendió a tocar el piano de niña después de que su madre lo cambiase a unos vecinos por una vaca lechera. Tras mudarse a California para estudiar, Gentry comenzó a tocar en locales nocturnos para pagarse la carrera, incluso llegó a grabar sus primeras canciones. Siempre con un sueño imposible en la cabeza: ser una estrella, ser rica, ser famosa y escribir canciones, quizá por eso tomó su nombre artístico del personaje de una película. Sus sueños no tardaron demasiado en cumplirse de golpe. La vida de Gentry cambió para siempre aquel de verano de 1967 cuando la cara B de su primer sencillo comenzó a sonar en las radios. Poco a poco. Primero en emisoras locales, luego por todo el sur y finalmente por todo el país. ‘Ode to Billie Joe’, una canción compuesta por la propia Gentry, llegó al número 1 de la lista de éxitos de los EEUU arrebatando ese primer puesto a los Beatles. Aquella chica, una sureña morena y desconocida, había metido esa misteriosa canción en la cabeza de todo el país.

El éxito de Gentry dio nombre al disco que vino después, un debut exquisito de un country de tintes pop y elementos propios de la tradición sureña que vestían elegantes arropados por la voz ronca de la cantante de Mississippi. ‘Ode to Billie Joe’ vendió más de tres millones de copias y convirtió a Gentry en una gran estrella gracias a esa canción costumbrista en la que se narraba el misterioso suicidio del joven que daba nombre a la composición. Mientras medio país se preguntaba por la causa de la muerte del protagonista de la canción, Gentry escalaba puestos en la lista de éxitos hasta llegar a lo más alto en agosto de 1967. Lo hacía con mucho mérito, componiendo la mayoría de sus canciones, haciendo los arreglos y encargándose de la producción del disco, algo poco habitual entre las artistas pop de la época. El éxito de aquella primera entrega consolidó a su autora como uno de los grandes nombres de aquel año, poco a poco las grandes voces del país comenzaron a versionar el éxito de Bobbie, incluso Bob Dylan le dio la réplica en uno de los temas de su ‘Basement Tapes’.

Con su larga melena negra, sus ojos grandes con pestañas postizas, su mirada inquietante y sus llamativos vestidos (que ella misma diseñaba), Gentry se distanció de la sencillez de las cantantes de folk. Ella era una estrella y brillaba como tal. Un año después de su debut, grabó con Glen Campbell un disco de duetos que también llegó al primer puesto de las listas y en 1969 publicó ‘Touch 'Em with Love’, uno de sus mejores trabajos y su primer éxito en Reino Unido, un éxito que le abrió las puertas de la BBC, donde presentó su propio programa de televisión que más tarde se convirtió en un show en Las Vegas en el que Gentry se encargaba de todos los detalles. De cantante y compositora de éxito había pasado a empresaria y ejecutiva de televisión.

En 1976, ‘Ode to Billie Joe’, la canción que dio pie al comienzo de su carrera, tomó forma de película de Hollywood devolviendo la gloria a una Bobbie Gentry cada vez más desconectada con el público. Sus siguientes trabajos vendieron menos y la estética y la música de aquella segunda mitad de los setenta poco tenía que ver con la de diez años atrás. La mitad de la bandas que habían compartido cartel con ella en 1967 ya no estaban y muchos de los cantantes que lideraron la música de la década anterior había fallecido. En 1978, Gentry fracasó con la edición de su último single y decidió alejarse de la música. Sin más. Se dio la vuelta y se marchó. Dejó un enorme legado, el de una mujer adelantada a su tiempo, creativa y polifacética. Una mujer que demostró a muchas otras que en aquella industria de hombres había hueco para mujeres con cabeza, talento y ambición. Nunca más se volvió a ver a Gentry en público después de su despedida en el Johnny Carson Show de 1981. Su paradero actual y qué fue de su vida es un misterio que ha dado para canciones sobre el tema o para el documental que hace unos años presentó Rosanne Cash en la BBC. La chica del verano del 67, la chica que destronó a los Beatles, se marchó como llegó, sin hacer ruido y, como su gran éxito, rodeada de misterio.

Escucha la discografía completa de Bobbie Gentry en Spotify

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad