Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 16 de Octubre de 2019

Otras localidades

CATALUÑA CATALUÑA Declaración institucional de Quim Torra por los disturbios

El arte de empezar una canción

Comienzos inolvidables de canciones en castellano

Serrat y Sabina en la presentación de su gira conjunta en 2012 /

Este verano la revista británica NME presentó una recopilación de los mejores comienzos de canciones en inglés. Una idea que desde Sofá Sonoro hemos querido replicar y hemos preguntado a nuestros colaboradores por sus principios favoritos, por esos primeros versos que siempre recordamos. Ha salido de todo y tras mucha discusión, estos son los principios que nos han gustado más. Quizá no sean los mejores, después de todo esto no es más que un juego subjetivo atado a recuerdos, a motivos personales, a simpatías. ¿Cuáles son los tuyos?

‘A mis 40 y 10’, Joaquín Sabina | Año: 1999

‘A mis cuarenta y diez, cuarenta y nueve dicen que aparento”

 Cualquier frase de Sabina bien podría aparecer en este reportaje. Cuestión de gustos. Pero este inicio de canción resulta brillante, de esas frases que se te quedan en la cabeza y no se olvidan. Es un modo genial de presentar el relato y al personaje de una canción que puede que no esté entre lo más destacado de su repertorio, pero sí que tiene una primera frase evocadora sobre la que construir una historia y que muestra el pánico a envejecer, a pasar página de una vida perra y canalla. Un testamento vital del músico de Úbeda.

‘El hombre que casi conoció a Michi Panero’, Nacho Vegas | Año: 2005

“Es hora de recapitular las hostias que me ha dado el mundo”

Puede que Nacho Vegas sea uno de los mejores letristas de los últimos lustros. Un artista capaz de crear cuentos dentro de canciones largas y complejas. Este relato del hombre que casi conoció a Michi Panero se puede leer sin música sin que pierda su fuerza. Y ahí está la magia de esta canción que figura entre los más aplaudido del cancionero del músico asturiano.

‘Agárrate fuerte a mí María’, Los secretos | Año: 1996

“Estoy metido en un lío y no sé cómo voy a salir”

Esta canción de Los Secretos, inspirada en ‘Carmelita’ de Warren Zevon, comienza con una de esas frases intrigantes que presentan los elementos del tema y que va desarrollando la tristeza y la tragedia de una canción poderosa y pegadiza.

‘Mediterráneo’, Serrat | Año: 1971

“Quizá porque mi niñez sigue jugando en tu playa”

La canción más emblemática de Serrat tiene un primer verso profundamente evocador, una de esas frases hermosas que te lleva lejos, a tu infancia, a tus primeros recuerdos, a los castillos de arena, a la orilla del agua tibia. Un verso memorable de una canción inmortal.

‘Mejor’, Los Brincos | Año: 1966

“Mejor era cuando decías que también me querías, ahora todo pasó”

En una época en la que los Beatles acaparaban todas las portadas de las revistas, aparecieron Los Brincos y demostraron que aquí también podían componerse joyas de música pop como ‘Mejor’. Su primer verso y la melodía inconfundible son un viaje en el tiempo hacia una época lejana e idealizada. Imprescindible para animar un guateque en verano.

‘Mi enfermedad’, Los Rodríguez | Año: 1991

"Estoy vencido porque el mundo me hizo así, no puedo cambiar. Soy el remedio sin receta y tu amor: mi enfermedad”

Puede que el Andrés Calamaro de principios de los 90 sea uno de los candidatos al podio de los mejores compositores de rock en español y como muestra este tema de culto. Una oda al romanticismo trágico de los artistas que viven permanentemente en la carretera y que asumen que nunca podrán cambiar, aunque amen a alguien con locura.

‘De viaje’, Los Planetas | Año: 1994

“Podemos irnos juntos lejos de este mundo tú y yo. En un viaje por galaxias infinitas hacia el sol”

Si existe un verso que resume perfectamente la filosofía del indie nacional, seguramente sería el inicio de esta canción de Los Planetas. Bajo capas de guitarras distorsionadas y con una voz lejana que invita a emprender viajes por otros mundos y atreverse a descubrir cosas nuevas sin miedo. ¿O puede hable de un suicidio por amor hacia la eternidad?

‘Alguien viene a por lo suyo’, Tulsa | Año: 2010

“Hay un príncipe ahogándose en la lluvia, preguntándose qué es lo que ha hecho mal"

Intriga, miedo, una atmósfera pesada planeando, la duda acerca de quién es realmente ese príncipe ni qué es lo que procede. ¿Culpa? ¿Redención? El misterio está ahí, suponiendo que hay alguien que tiene un objetivo mientras los demás esperan expectantes, con ese halo de tristeza y un susurro

‘Las consecuencias’, Bunbury | Año: 2010

“Las consecuencias son inevitables el vértigo es la perfección de la belleza el invierno es peor que la primavera y el verano lo mejor e incuestionable”

Bunbury nunca da puntadas sin hilo, y si habla de compromiso, de cómo sufrimos, lo hace con todo el sentido y a pecho descubierto. Ateniéndose a las circunstancias, valorando y sopesando las razones por las cuáles el amor se evapora o alguien desaparece repentinamente de tu vida sin tiempo a reaccionar.

‘Tour de Francia’, Vetusta Morla | Año: 2014

“En la playa y con honores enterramos los relojes, funeral por el despertador. Luego, en un corcel ciclista damos vueltas a la isla y no hay podio para el vencedor"

Caerse y volver a subir, eso pasa una y mil veces, encima de la bicicleta y en el día a día de cualquier ciudadano. Y el Tour de Francia sirve como barómetro de lo cerca que está uno del triunfo y al mismo tiempo, lo poco que puedes tardar en tirarlo todo por la borda al mínimo descuido, debido a un mal golpe de pedal.

‘No todo va a ser follar’, Javier Krahe | Año: 2006

“También habrá que saltar a la pata coja y coleccionar sellos de Nigeria, no todo va a ser follar”

Puede que sea una de las canciones más conocidas del tristemente fallecido Javier Krahe. Desde luego tiene uno de esos principios que resultan difíciles de olvidar. Una muestra de la facilidad para escribir con humor de Krahe. La provocación y el humor van de la mano en una canción. Primer verso al margen, la canción es una mina de grandes frases como el “No todo va a ser follar, ya follé el año pasado a la orillita del mar con una mujer sin par que después me dio de lado".

‘Lucha de gigantes’, Antonio Vega | Año: 1992

“Lucha de gigantes convierte el aire en gas natural”

Una canción demoledora con tres palabras iniciales que expresan la fragilidad de Antonio Vega ante su mundo descomunal. Ese "monstruo de papel" que le terminaría consumiendo. Una canción que define la incertidumbre que se apodera de todo. Todos tenemos nuestra lucha de gigantes.

‘Tierra’, Xoel López | Año 2012

“Yo soñaba cada día poder alcanzar la playa”

Suele decir Xoel López que le gusta que cada uno interprete las canciones a su manera. “Yo soñaba cada día poder alcanzar la playa” simboliza un viaje tanto físico como emocional. El viaje de un artista que siempre se ha sentido en tierra de todos: "Yo siempre me estoy yendo".

‘Jesucristo García’, Extremoduro | Año 1989

“Concreté la fecha de mi muerte con Satán”

Difícil elegir una letra de Robe Iniesta, uno de los mejores letristas del rock español, sin duda uno de los más profundos y complejos. El grupo fue capaz de crear un lenguaje propio. Por eso Jesucristo García debe estar en esta selección, porque es un himno generacional.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?