Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 22 de Septiembre de 2019

Otras localidades

El papel no está tan muerto

Analizamos con Ana Uslé y Fran Pastor la vuelta de la lámina celulosa en plena era de lo digital

Cuando parecía que el papel tenía los días contados, algunos emprendedores hacen negocio con él. /

Con los nuevos tiempos y con las tecnologías ganando cada vez más terreno, vemos como el papel se va acercando a una muerte inmediata. Pero esto lleva mucho tiempo viéndose y no llega, a pesar de que se estén vendiendo menos periódicos hoy en día, observamos como el papel ha sabido hacerse con otros mercados. Fran Pastor y Ana Uslé nos traen hoy a tres emprendedores que han creado sus negocios con epicentro en esta lámina de celulosa.

Uno de los emprendedores es Jorge Vales, fundador y director de la editorial Lapsus Calami, quien creó su empresa con la idea principal de trabajar el libro digital, pero como ha confesado "el mercado de los libros digitales no funciona en absoluto en España". También ha añadido que si "los grandes grupos editores siguen manteniendo el coste de ese tipo de libros, no va a mejorar".

Su empresa ha fabricado 40 libros en dos años y ha observado que la gente "vuelve a lo clásico". Vales ha explicado que "el precio tiene que ser muy bajo y aún así no se venden y nosotros tampoco ganamos mucho porque del precio nos quedamos con poco más del 40%".

Por otra parte con los viajes, Pastor y Uslé nos han hablado de la idea de recuperar las postales, que recogen las tendencias y las vanguardias de la moda Twitter y de Instagram. Para quién prefiera el papel en estas ocasiones, también está el diseño de mapas y guías de viajes en papel que realiza la empresa de Walk with me de Pablo Baqué.

Este  emprendedor barcelonés llevó a cabo este proyecto después de ver los feos que eran los mapas. La clave de su éxito está en que sus mapas esconden su propio tesoro: mapas y guías creados por gente de cada barrio de una ciudad, mostrando así lugares poco comunes. De esta manera consigue que sus productos, a pesar de servir como todos los demás, sean un elemento que guste y que se convierta en un recuerdo.

En papel, para no perder la esencia

Por último, hemos hablado con un periodista, que, más comúnmente, se le conoce con el término de calígrafo, José María Passalacqua. Este argentino, a quien se le puede caracterizar por hacer un trabajo de chinos, confiesa que su profesión viene "de pura casualidad o propiamente de la genética".

Su carácter emocional se representa en el papel y en la artesanía con la que construye las palabras que dedica a grandes empresas como Loewe o Gucci, y declara que la paciencia es una de las cualidades más importantes que tiene que tener a la hora de trabajar.

Gracias a su estilo particular y muy trabajado ha conseguido ser uno de los periodostas más reputados de habla española, aunque también por esa manera de conectar emocionalmente el sentimiento de cada palabra con la caligrafía que utiliza.

A pesar de que afirma que las herramientas digitales también han entrado en este mundo, ha mostrado su rechazo a digitalizar su tipo de caligrafía porque como ha confesado "se perdería la esencia de cada letra".

HOY HEMOS ESCUCHADO

Friska Viljor – On and on
Bee Gees – Idea
Jacobo Serra – Snapshots of my heart
Cicero – Vagalumes cegos

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?