Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 16 de Septiembre de 2019

Otras localidades

“No me da miedo la cárcel pero sí dejar a mis nietos solos”

La sexagenaria canaria entrará en prisión seis meses por desobedecer una sentencia que le obligaba a derribar su vivienda

Josefa Hernández se enfrenta a una pena de cárcel de seis meses por mantener su casa. /

Hoy una nueva polémica jurídica se asoma a la actualidad. Josefa Hernández es una mujer de 63 años y vecina de Fuerteventura que ha sido condenada a 6 meses de cárcel. El delito, según el poder judicial, que ha cometido la sextagenaria ha sido contra el medio ambiente por construir en el espacio protegido del Parque Nacional de Aguas Verdes, en Fuerteventura.

Todo esto comenzó en 2007 cuando alguien la denuncia por reformar su casa, cosa que hizo para que los servicios sociales le permitieran acoger en su casa a sus 3 nietos y a su hija, la madre de los niños, que tiene una discapacidad de 39%. En 2012 sale la sentencia que la obliga a pagar una multa de 700 euros y a derribar su vivienda. Josefa se hace cargo de la multa pero no cumple el otro punto de la condena, por eso mismo se le acusa ahora de desobediencia y rebeldía.

Esta mujer ha justificado que "los cimientos de la casa fueron puestos hace 16 años y sobre unos terrenos que heredó de su familia, antes de que se nombrará la zona como protegida", además ha declarado que si se lo piden ella tira su casa, pero "solicita ayuda para buscar una vivienda social porque no tiene recursos económicos y teme, sobre todo, por esos tres nietos que tiene a su cargo".

Los abogados de Josefa han pedido la suspensión de la entrada en prisión hasta que llegue la resolución del indulto, cosa que solicitaron en el mes de abril. Por esta misma razón, a modo de protesta, esta sextagenaria ha decidido ponerse en huelga de hambre mientras lo espera. Una decisión que le ha costado tomar debido a que padece de diabetes e hipertensión.

Otro de los puntos comprometidos de esto, es que la prisión donde tendrá que cumplir con la condena es la de Tahíche, en Tenerife. Josefa Hernández tiene a cinco personas a su cargo y ha confesado que "no tiene miedo a ir a la cárcel sino de dejar solos a sus nietos". Los menores no tienen con quien quedarse porque su madre tiene un 39% de discapacidad, ya que presenta un cuadro de bipolaridad.

Josefa se ha sincerado y ha hablado sobre lo asustada e impotente que se siente por no poder tener voz en este asunto. "Estoy asustada por los niños que están siempre conmigo y no les voy a ver en 6 meses" afirma entre lágrimas. Además asegura que "toda la lucha que ha hecho ha sido por ellos".

Esta situación ha generado una ola de solidaridad en apoyo a Josefa y su familia. Tanto ayer como en la mañana de hoy se ha llevado a cabo varias manifestaciónes en contra de la decisión de meter en prisión a esta mujer que no tiene recursos. Pero también se han logrado más de 2000 firmas en menos de 24 horas a favor del indulto. Por su parte, personalidades como el presidente del Cabildo de Fuerteventura y el alcalde de su municipio, Betancuria, la están apoyando y, además, han decidido acompañarla hasta la prisión, mostrando así su rechazo a esta decisión jurídica, que han calificado de "tremenda injusticia".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?