Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 22 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Hay vida más allá del móvil

Fran Pastor y Ana Uslé nos traen, en su última sección, cómo es posible escapar de las pantallas

Los jóvenes son los principales adictos a las pantallas. /

Estamos rodeados de pantallas, desde los ordenadores, pasando por los móviles, hasta las televisiones. Las nuevas generaciones se distan mucho de las de nuestros padres. Pero Ana Uslé y Fran Pastor nos han mostrado cómo escapar de las pantallas y poder volver a esa clase de relaciones, en las que la tecnología estaba en un segundo plano.

Uno de los términos que aparecen cuando hablamos de estos temas es la nomofobia, que se dice del miedo que nos produce no llevar encima nuestro móvil. Algo muy común que se da hoy en día debido a los más de 23 millones de smartphones que hay en nuestro país, que lidera la lista europea. De esta manera ha nacido otro término que es el de phubbing - acto de mirar el móvil y no la persona que tenemos enfrente - se ha apoderado de todas las conversaciones en el bar, en el parque, en el metro o en cualquier lugar que nos imaginemos.

Esta adicción se ha intentado tratar en Estados Unidos con algo que está muy de moda: el digital detox. Se trata de reuniones o campamentos, algunas de semanas, para las que no existen los teléfonos. En nuestro país, hay menos iniciativas, pero algunos han visto, como dentro de esta  tendencia también hay negocio, concretamente, el turismo. Mónica Escudero, responsable de Mil Madreñas Rojas, nos ha contado cómo en Salientes (León) han montado una casa rural en la que no existe nada de tecnología. "No tenemos móviles, pero nosotros elegimos no tener tampoco televisión" afirma la responsable, y ha añadido que "la gente lo pasa un poco mal al principio, después se van relajando y terminan yéndose más contentos de lo que han venido".

Uslé y Pastor han destacado la idea de que, antes cuando te quedabas sin cobertura, "era un defecto y ahora se ha convertido en una virtud". Y es que muchos se han olvidado, no solo de hablar con la gente que les rodea, sino ya de jugar y hasta de aburrirte.

Lo de la afición por los móviles llega hasta el punto de gente que en los restaurantes hacen mil fotos a sus platos antes de hincarle el diente. Sobre ello, Carlos Cano, director de Play gastro en Cadena SER, nos ha explicado que los comensales han llegado a alargar hasta el doble de tiempo sus horas de comida en los restaurantes. En países como Alemania, esto ha llegado al debate legal. Hace unos días, un periódico alemán ha publicado que un tribunal considera que un plato es una obra y, por tanto, hay que protegerla como una propiedad intelectual.

Aunque nos parezca todo ello imposible, Miguel Brieva, ilustrador, es un ejemplo de que vivir sin móvil es posible. El autor de un buen número de novelas gráficas se mantiene en su decisión, considerándola como "algo saludable desconectarse y, además, es una declaración de principios". Él ha hablado de las ventajas de vivir así y, entre ellas, la principal es que no pierde tiempo más allá del funcionamiento necesario de estas para llamar y revisar el correo electrónico. Sobre esto último, Brieva ha confesado que "son herramientas que te permiten funcionar en el mundo actual".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?