Últimas noticias Hemeroteca

El color de la música

La artista española Sonia Camacho expone en Berlín parte de su obra, homenaje a la música y a sus inicios en el mundo de la radio

La artista española Sonia Camacho junto a algunos de los cuadros que componen la exposición 'Radiografía' /

¿Qué color tendría una soleá? ¿Cómo se verían en un lienzo ‘Bohemian Rapsody’, de Queen, o ‘Another brick in the wall’, de Pink Floyd? La ilustradora y diseñadora española de 35 años, Sonia Camacho, plasma en su obra la conexión entre lo visual y lo sonoro, en una especie de sinestesia con la que rinde homenaje a sus recuerdos de infancia y juventud en una emisora de radio dirigida por sus padres en Morón de la Frontera (Sevilla).

Bajo el sugerente título de ‘Radiografía’, la exposición muestra quince cuadros en los que se utiliza la técnica de acuarela y acrílico, tanto sobre lienzo como sobre papel. Sonia Camacho explica que el título se debe a que prácticamente todas las obras que está produciendo en Berlín son metáforas visuales de grandes hitos de la música. “Es como una interpretación a través de la ilustración de las letras de varias canciones que hemos escuchado, seguro, en alguna ocasión, en la radio. Pero también es un homenaje a mis años de radio. Yo me crié en una emisora de las de antaño, con vinilos y cintas de Revox. Recuerdo cuando era pequeña y correteaba por la discoteca, entre las carátulas de los LP y de los singles. Así que la exposición es, también, una radiografía de mi infancia”.

La fuerza del color

La obra de Sonia Camacho es muy figurativa, como ella misma reconoce. “Me gusta expresar el concepto o la idea a través de las diferentes poses que toman mis modelos. En este caso he elegido la música para interpretar pictóricamente por su sinestesia. En la música se cruzan, con frecuencia, experiencias de diferentes sentidos. Se puede ver un determinado color cuando se escucha una pieza musical, hay quienes pueden sentir el sabor de las palabras. Con estas obras se puede experimentar desde el olor a pólvora hasta el calor del rubor de la pasión”.

FOTOGALERÍA de 'Radiografía' / © Sonia Camacho

Dos salas acogerán, hasta el próximo 6 de noviembre, las ilustraciones de esta exposición. La muestra se ubica en el Hotel Gat Point Charlie, en pleno centro de Berlín, y cuenta con la colaboración de la embajada de España en Alemania. En la primera de las salas se exhibe el proyecto ‘On Red’, que es la representación del palo flamenco de la soleá. A través de cuatro lienzos se cuenta una historia de amor, de pasión, de celos y de tragedia, donde lo importante son las caras y las manos de los personajes, acompañadas de un potente fondo de color rojo. En la segunda sala, se suceden hasta once ilustraciones que hacen referencia a otras tantas canciones que son hitos imprescindibles en la historia de la música, algunas de las cuales son el testigo del paso de la artista por la emisora local de ’40 Principales’.

Exponer en Berlín

Sonia Camacho, graduada en Ciencias de la Comunicación en la especialidad de publicidad y diseño, lleva cinco años viviendo en la capital alemana. La considera una ciudad altamente creativa, en la que se respira el arte a cada paso. “Si vives aquí, aunque no te dediques al mundo del arte, siempre vas a tener contacto con artistas de una u otra manera. Esto quiere decir que somos muchos, que hay mucha competencia. Pero la constancia y el buen hacer son las claves para que se abran todos los caminos”.

Ese es el motivo por el que Sonia ha elegido Berlín para exponer. Es una ciudad que se ha convertido en referente artístico mundial, así que no se lo pensó dos veces cuando la embajada de España en la capital alemana le propuso abrir la temporada con ‘Radiografía’. La inauguración de la exposición coincide, además, con la cuarta edición de la Berlin Art Week, una cita imprescindible para los amantes del arte en todo el mundo.

Otro ladrillo en el muro

Una de las obras de mayor tamaño de la exposición ‘Radiografía’ es el cuadro basado en el tema de Pink Floyd ‘Another brick in the Wall’. El grupo compuso 25 temas para el álbum ‘The Wall’, tres de los cuales llevan ese título. La número 5 incluye una frase en el estribillo que dice ‘We don’t need more education’ (no necesitamos más educación). La interpretación de esta canción en el lienzo se basa en la idea de que la historia está escrita por los vencedores, por lo que el discurso histórico se presenta, a veces, manipulado o sesgado. Como decía Noam Chomsky, parte del trabajo de los historiadores es conformar nuestra visión del pasado, de manera que sostenga los intereses del poder presente.

La obra muestra a una joven que nació en el este de Berlín, justo después de la caída del muro. En sus manos tiene un libro de historia alemana cerrado, mientras ella mira hacia atrás. El mensaje que la artista quiere transmitir es que a la chica no le hace falta abrir el libro para acceder a la Historia. Ahí está el muro que, más allá de un legado de hormigón a orillas del Spree repleto de grafitis, es una cicatriz en la piel de la ciudad. Una cicatriz que ya no duele, pero que tiene que seguir ahí para que no se olvide. ‘Another brick in the Wall’ intenta convencernos de que no sólo hay que mirar a los libros de historia para que nos cuenten su versión sobre aquellos hechos en los que todavía estamos a tiempo de mirar hacia atrás y de preguntar las experiencias a quienes las vivieron de primera mano.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?