Domingo, 05 de Julio de 2020

Otras localidades

LA FIRMA

Sin Schengen, ¿seguiremos siendo Europa?

La directora de Hora 25 alerta de los riesgos que implica la respuesta nacional y no europea a la crisis de los refugiados y el peligro de perder alguno de los valores fundacionales de la Unión

Por fin hoy se ha celebrado esa urgente reunión de la Unión Europea para abordar la crisis de los refugiados. Era tan urgente que Bruselas la convocó hace quince días para hoy y en quince días ya han visto ustedes todo lo que ha pasado. Y no solo la terrible fotografía de Aylan, los otros muertos que no fueron fotografiados, el trato denigrante que la policía húngara les está dando, tratándolos como animales, el cierre unilateral de fronteras en Europa. Todo esto y mucho más ha pasado en estos quince días.

Pero da igual porque nada de esto les hizo reaccionar rápido y nada de esto ha tenido efecto en la reunión de hoy, en la que los ministros han sido incapaces de alcanzar un acuerdo. La reunión de hoy ha fracasado y Europa se emplaza al próximo 8 de octubre. Esa es la urgencia. Da igual, tampoco tuvo ningún efecto el discurso de Juncker reivindicando la idea de Europa, ni que acusara a algunos de sus estados miembros de un comportamiento nada ejemplar.

La crisis de los refugiados sigue sin resolverse en las salas de reuniones. Ahora se resuelve en las fronteras, donde las vallas van ganando kilómetros, donde los trenes cargados de refugiados se paran, donde se endurecen los controles, donde la presencia del ejército y de la policía es intimidatoria no para ofrecer ayuda. La Europa de la libre circulación, el ideal de la Europa sin fronteras, uno de los pilares de la integración europea se tambalea.

Se tambalea y hace dudar del objetivo de más Europa. Cómo va a ser más Europa si cada país actúa libremente, si no hay una política común ni de gestión de fronteras ni de inmigración ni de asilo. La crisis de los refugiados es un problema europeo, como lo ha sido durante años la presión migratoria en la frontera sur, la española. Pero ni en esta ocasión se hizo nada, a pesar de las reiteradas llamadas de los gobiernos españoles, ni se está haciendo nada ahora. Cada uno intenta resolver el problema en su propia frontera. El problema es que Alemania ha puesto ya Schengen en peligro y Alemania es mucha Alemania. Sin Schengen ¿seguiremos siendo Europa? Aunque quizás habría que preguntarse qué valores de los que la definieron le quedan a esta insolidaria Europa.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?