Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 18 de Agosto de 2019

Otras localidades

Pocas alternativas

La directora de Hora 25 opina que en las elecciones griegas del domingo Syriza se la juega y son unos comicios que les recuerda que la realidad pudo con su ilusión

Vamos a situar hoy de nuevo en el mapa a Grecia. Es responsabilidad de los medios de comunicación situar en la agenda lo que es importante y entre la crisis de los refugiados y las elecciones en Catalunya, casi nos habíamos olvidado que Grecia celebra elecciones el domingo. Elecciones convocadas tras ese referéndum en el que ganó el no a aceptar las propuestas económicas de Bruselas. Tras haber aceptado las propuestas de Bruselas, tras la dimisión de Tsipras. Grecia otra vez convocada a las urnas.

Syriza se la juega. El partido que dio esperanzas a los griegos, el partido que parecía la última posibilidad para plantar cara a Europa es, en estas elecciones, un partido diferente. Su ala más radical va por libre y lo que queda de Syriza presenta un perfil mucho más moderado tras haber tenido que tragar con el plan de Bruselas y sin su mito, Varoufakis entre sus filas.

Hoy los políticos griegos luchan contra la abstención, contra el hartazgo de unos ciudadanos que llevan demasiadas convocatorias electorales a sus espaldas. Que ya no se creen nada, que no es que hayan perdido la confianza en la fuerza política que les pueda sacar de su situación, sino que han perdido la ilusión y la esperanza de un cambio de verdad.

Hace tiempo que no hablamos de Grecia pero su situación sigue siendo la misma, las políticas de austeridad se siguen cobrando sus víctimas. Nada ha cambiado. Además, se enfrenta al reto de la acogida de los miles de refugiados que llegan a sus costas. Que Grecia haya desaparecido de la agenda, o haya sido sustituida por otros temas no quiere decir que sus problemas se hayan resulto.

El domingo vuelve a haber elecciones y quizás en Bruselas ahora no estén tan pendientes despúes de haber doblegado a la rebelde Syriza, pero para los griegos son unos comicios que les recuerdan que la realidad pudo con la ilusión y la esperanza. La ilusión que supuso Syriza y que ahora se ha convertido en un no hay alternativa, hay que hacer lo que dice Bruselas. A los griegos sí que les quedan pocas alternativas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?