Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 17 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Cao de Benós: ''este documental va a ser un referente en Corea del Norte"

El catalán Alejandro Cao de Benós, único extranjero que trabaja para el gobierno de Corea del Norte, ha presentado en San Sebastián el documental 'The propaganda Game', dirigido por Álvaro Longoria sobre el régimen de Pyongyang

GRA111 SAN SEBASTIÁN, 21/09/2015.- El productor y realizador Álvaro Longoria (d), quien trata de averiguar qué hay más allá del hermetismo, su culto al líder y las extravagancias del régimen de Kim Jong Il, en "The Propaganda Game", proyectada en la sección Zabaltegi del Festival de San Sebastián, posa junto al político y periodista Alejandro Cao de Benós, protagonista de la cinta. EFE/Juan Herrero / ()

El vestíbulo del Hotel María Cristina es un hervidero estos días de festival de estrellas nacionales e internacionales acostumbradas a ser miradas y fotografiadas. Sin embargo, este lunes y martes el centro de todas esas miradas era un tipo grandote vestido con un uniforme de gala norcoreano, cubierto con medallas. Es Alejandro Cao de Benós, un catalán de Tarragona que, desde 2002, vive y trabaja en Corea del Norte. "Soy catalán y español, no tengo problema con ello", se presenta ante el escrutinio de los comensales de la mesa de al lado, Álex de la Iglesia y un periodista inglés que le pregunta por Raphael -protagonista de su nuevo trabajo, Mi gran noche.

Cao de Benós está en San Sebastián junto a Álvaro Longoria, el primer cineasta español que entra en Corea del Norte para rodar el documental The Propaganda Game, sobre el gobierno norcoreano y sobre la propaganda externa e interna. "Este documental va a ser un referente", dice encantado Cao de Benós. La cinta no elude hablar de detenciones, ejecuciones y prohibiciones en aquel país como la de ver cine estadounidense; sin embargo, este funcionario de Pyonyang está encantado con el resultado. "Es muy imparcial y deja a la gente decidir por sí misma. Además de hablar de propaganda se le está diciendo al espectador que profundice si quiere saber algo, no solo quedarse con el titular".

"Oliver Stone me ayudó en la planificación del documental", explicaba Longoria, que ganó el Goya con Hijos de las nubes y ha producido títulos como Ma Ma, Ché o Looking for Fidel, indaga en la manipulación de la propaganda que el régimen orquesta de puertas para adentro, pero también en las noticias y bulos falsos que se difunden en el exterior contra esta dictadura estalinista. "Yo he sido víctima de la propaganda en todo su esplendor. No soy un periodista de investigación, yo tenía que ganarme su confianza para profundizar más y eso afecta", relataba Longoria. La propaganda es parte del sistema, se enseña en las escuelas y el cine es parte de esa estrategia propagandísitica, pero se habla directamente de ello. "El documental intenta contar cómo por quedarnos en la superficie somos víctimas de la propaganda y fácilmente manipulables".

"Lo que más me sorprendió es descubrir que no es un país de cartón piedra", reconocía Longoria. The propaganda game incluye entrevistas a periodistas españoles y extranjeros, a analistas y a disidentes e indaga en el confusionismo y en la figura del líder. "Muchos disidentes todavía tienen amor por el líder", se extrañaba el director. "Mi intención no es caricaturizar, eso es lo fácil, sino que el espectador entienda cómo y por qué", añadía.

Lo que más le gusta a Cao de Benós del documental es que se le dé voz a los norcoreanos, algo que asegura no ocurre en otras ocasiones en las que la prensa ha penetrado las infranqueables fronteras norcoreanas. “Es realmente absurdo, como se ve perfectamente en el documental, que preparemos un teatro para que una cámara o turista vea la gente en la calle, no vamos a movilizar a mil personas para eso”, atajaba de Bentós ante la pregunta de si esos testimonios eran realmente libres o estaban coartados por la continau presencia de funcionarios del régimen de Kim Jong-un alrededor de Longoria y su equipo. "Si vienes a Pyonyang puedes traerte tu propio traductor y preguntar a cien personas si quieres y sacar tu propia impresión", añadía.

 "No somos una dictadura", insistía el catalán. "En Corea hay 24 millones de personas y no todas piensan lo mismo, pero hay una mayoría que apoya el sistema comunista, es verdad que tenemos problemas y trabajamos para solucionarlos", reconocía de Benós que se fue a Corea porque en Europa era imposible instaurar un comunismo como el que a él le interesaba. ¿Cómo ve ahora la situación política de España?

"Es un momento positivo para España porque el pueblo está tomando más protagonismo y veo positivo los movimientos activistas que han llegado a las instituciones, como el caso de Ada Colau; aunque van a poder hacer bien poco por culpa del sistema", analizaba Cao de Benós.

"Por otra parte, creo que en Podemos hay mucho oportunista que está vendiendo cosas imposibles", decía este guardián del régimen norcoreano. ¿Y de Cataluña? "Eso sí que es realmente lastimoso".

 

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?