Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 19 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Un camarote repleto de risas

Se cumplen 80 años del estreno de "Una noche en la ópera", una de las películas más recordadas de los hermanos Marx. El film está lleno de escenas que ya han pasado a la Historia del cine como la famosa "parte contratante de la primera parte" o la célebre secuencia del camarote.

Hermanos Marx /

Todo empezó con una partida de cartas. Era el año 1934 y los hermanos Marx atravesaban una mala racha. Los escasos beneficios que había proporcionado “Sopa de Ganso”, su anterior película, habían hecho que la Paramount no les renovara el contrato.

Groucho se marchó a descansar a la playa, Harpo a Europa y Chico se dedicó a hacer lo que hacía siempre que tenía un minuto libre: jugarse la pasta a las cartas. La suerte quiso que en la mesa de juego estuviese también Irving Thalberg, el hombre fuerte de la Metro en los años 30. Chico perdió muchísimo dinero en la partida y Thalberg pensó que la única manera de cobrar la deuda era conseguir que los Marx fueran rentables. Así que les tomó bajo su tutela y comenzó a preparar una nueva película para ellos con menos chistes y un argumento más creíble.

Rápidamente comenzaron a escribir un guión con el mundo de la ópera como fondo, un mundo lo suficientemente encopetado para que los Marx lo pusieran patas arriba a sus anchas. Así nació “Una noche en la ópera”, un film que se estrenó el 8 de noviembre de 1935 con un gran éxito de público y de crítica. La mejor y más taquillera película que hicieron nunca los Marx y que contiene escenas tan memorables como la del camarote que se ha convertido no solo en una de las mejores del cine cómico sino que ha dado el salto a nuestra propia lengua. "Parece el camarote de los hermanos Marx" solemos decir cuando hay mucha gente en un local o una habitación.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?