Domingo, 05 de Diciembre de 2021

Otras localidades

LAS PÍLDORAS DE 'HORA 25'

Las claves para entender las elecciones

Las cuestiones esenciales para comprender cómo votamos y para desmitificar alguna leyenda

Las claves para entender las elecciones del 20 de diciembre

Las claves para entender las elecciones del 20 de diciembre / GETTY IMAGES

La participación

Las elecciones generales son los comicios en que las tasas de participación son más altas y la abstención es más baja. En esta cita se espera una elevada participación. Hay varias razones: un alto interés por la política, mucha incertidumbre por el resultado final -frente a la certidumbre que deja a la gente en casa, la oferta electoral es mayor... Todos estos factores animan la afluencia a las urnas.

La abstención

La abstención no está distribuida de forma uniforme por todos los grupos sociales ni por todos los electores. En principio, la gente de mayor edad, de las zonas rurales o con más recursos y más nivel educativo tienen niveles de participación mayores. Esto es importante a la hora de determinar el resultado final. Tradicionalmente se ha pensado que, como la izquierda oscilaba en sus resultados según si lograba movilizar a sus votantes o no, la alta participación le favorece.

En estas elecciones puede ser algo más complicado. El PP está teniendo problemas para movilizar a su electorado natural y una elevada tasa de participación puede indicar que los conservadores han tenido éxito con estos votantes dado que la oposición ya está suficientemente movilizada.

La ley electoral

El sistema electoral español forma parte de los sistemas proporcionales pero, aún siendo un sistema proporcional, tiene fuertes correcciones mayoritarias y eso hace que termine beneficiando a los dos grandes partidos, tradicionalmente PP y PSOE. De hecho, el sistema electoral español ha beneficiado, ha regalado se podría decir, al PSOE de media unos 19 escaños por encima de lo que se merecía por proporcionalidad pura, y al Partido Popular, unos 13 escaños. Y serían escaños robados a los partidos pequeños como tradicionalmente han sido Izquierda Unida o UPyD.

El sistema D'Hont y las circunscripciones

La fórmula D’Hont, aunque es de las fórmulas menos proporcionales, no es la principal responsable de que España tienda al bipartidismo. El principal responsable es la provincia, es la magnitud de la circunscripción que hace que las sean pequeñas y de media se repartan 5 o 6 escaños. Eso hace que cuando se reparten pocos escaños, acaben llevándose esos pocos escaños los grandes partidos. Un ejemplo muy sencillo, cuando en una circunscripción como Soria se reparten dos escaños, obviamente sólo pueden llevárselo uno o dos partidos, los otros quedan excluidos del reparto.

La economía y el voto

En España, como en la mayor parte de las democracias avanzadas, la economía es casi el mejor predictor del éxito de los partidos en el Gobierno, por eso siempre tratan hacer coincidir las elecciones con épocas de bonanza y alejar las crisis y los malos datos de la economía de su momento de ser elegidos. Un elemento importante es que los votantes tienden a ser bastante miopes, a fijarse no tanto en cómo ha ido la economía en cuatro años de legislatura sino a ponderar y valorar particularmente lo que ha ocurrido en el último año. Importan los momentos más cercanos a la hora de votar. En estas elecciones, hay de las dos cosas. Los resultados económicos siguen siendo malos -paro extremadamente alto y la crisis no se ha superado del todo- pero es cierto que de los cuatro años es el mejor en términos de creación de empleo y de recuperación. Si los electores son miopes, como muchos estudios apuntan, esto serán buenas noticias para el partido en el Gobierno.

Los grupos sociales

Es muy interesante saber cómo la crisis ha afectado de forma diferente a diversos grupos y cómo esto ha cambiado sus actitudes políticas. Aunque los votantes tienden a valorar el estado de la economía en general a la hora de conformar sus preferencias y no tanto cómo le ha afectado a ellos, en este caso la crisis ha tenido consecuencias asimétricas, tan grave para unos y no tanto para otros, que sí cambia las opciones. Por ejemplo, uno de los resultados sería que los parados, los que más han sufrido la crisis, mostraran tasas de desafección, cinismo y apatía mayores. Pero en este caso, los desempleados no están siendo apolíticos y sí están mostrando intención de votar a nuevos partidos. Los emergentes reflejan diferentes efectos de la crisis en diferentes grupos sociales. Uno de los mejores predictores del voto a Ciudadanos es que es una situación económica personal favorable, y con Podemos es haber pasado unos años de crisis duros.

La importancia de la campaña electoral

Las campañas electorales tienen un fuerte impacto sobre el voto de los ciudadanos, pero quizá es de una manera distinta de lo que la mayor parte de la gente piensa. No sirven tanto para convertir a las personas, que pasen de votar a un partido a otro, sino que tienen un efecto de refuerzo de las preferencias de los ciudadanos. Sirven para aglutinar a los tuyos y afianzar tu posición. En estas elecciones seguirá siendo el elemento principal que cada uno refuerce sus bases pero dado que hay una alta volatilidad en esta ocasión, donde las preferencias políticas no están cristalizadas del todo y hay nuevos partidos que necesitan una campaña intensa para dar a conocer sus políticas y sus medidas, esta campaña será particularmente influyente no solo en el refuerzo sino en la conversión, en arañar votantes de otros partidos.

El valor de las encuestas

Las encuestas son información muy relevante para los ciudadanos a la hora de hacerse una idea cuál es el voto más útil, qué partidos son viables y, sobre todo, para saber qué formaciones son opciones reales de gobierno. Las utilizan para coordinarse y buscar la opción que creen es más viable. Hasta hace poco, las encuestas mostraban que PP y PSOE eran las dos fuerzas llamadas a ser alternativa de Gobierno. Sin embargo, en los últimos días Ciudadanos está no solo superando a Podemos, sino retando la segunda posición al PSOE. Esto podría cambiar muchísimo las dinámicas de la campaña electoral porque si los ciudadanos se acaban convenciendo de que el partido de Albert Rivera es una alternativa real a crear un gobierno, entonces el voto útil dejaría de estar concentrado en PP y PSOE y Ciudadanos podría ganar bastante en esta competición. Por tanto, el principal damnificado de las encuestas, si siguen en esta línea, es el PSOE.

La irrupción de dos nuevos partidos

Las causas tienen que ver con la incapacidad del sistema político para canalizar muchas de las demandas que la crisis económica e institucional ha tenido en la sociedad en los últimos cinco o diez años. Tradicionalmente cuando las cosas iban mal, cuando no nos gustaba lo que hacía el Gobierno, el partido de la oposición se veía beneficiado y mucha gente canalizaba el voto o muchos abstencionistas votaban a la oposición que era la alternativa al orden existente. Como los dos partidos han gobernado en la crisis mucha gente ha percibido que la capacidad del partido de la oposición era limitada a la hora de resolver los problemas. Una parte de la ciudadanía ha ido sintiéndose cada vez más alienada del sistema político. Ya antes de la emergencia de Ciudadanos y Podemos había una gran masa de votantes que declaraba sentirse muy alejadas de todas las opciones políticas, que no declaraban una intención de voto y que aún así se declaraban interesadas por la política y con grandes voluntades de querer cambiar las cosas. Había un magma esperando el momento de ser articulado políticamente por nuevos líderes y nuevos partidos.

Consecuencias

Estos nuevos partidos como logran movilizar a votantes muy alejados de las preferencias de los tradicionales han logrado construir su propio nicho de votantes y lograr que en algunos entornos urbanos o sociales hayan incluso marginado a los partidos tradicionales, como entre la gente con alto nivel educativo, los jóvenes y los usuarios de las redes sociales… los partidos tradicionales han perdido ahí parte de su atractivo y son cada vez más marginales. Una de las consecuencias que hace suponer que los nuevos partidos están para quedarse es que los grandes partidos son cada vez menos transversales, se han ido achicando a sus nichos más sólidos y tienen menos capacidad de atraer a los jóvenes urbanos de alto nivel educativo donde los nuevos partidos son dominantes. La principal consecuencia será que el sistema de partidos tradicionalmente dominado por dos grandes fuerzas ha tocado a su fin en estas elecciones.

El papel de Internet

Actualmente existe una importante brecha generacional a la hora de informarnos de política, por un lado están las generaciones digitales que usan Internet y las redes sociales y por otro lado, los más mayores que usan principalmente los medios tradicionales. Esta brecha es importante para los partidos políticos porque precisamente encontramos ahí una importante fractura generacional en cómo votamos y los partidos tradicionales se han quedado en las generaciones más mayores y tienen que empezar a entender que aunque todavía los medios tradicionales son más potentes y llegan a más gente no van a poder alcanzar a algunos segmentos de la población sino entran de forma eficaz en las redes sociales.

Las redes sociales

Las redes sociales o los médicos de comunicación alternativos en Internet han aumentado las plataformas en las que los ciudadanos se pueden informar y esto ha tenido un efecto muy poderoso al reducir el poder que tenían los ‘gatekeepers’ de los medios tradicionales, esas personas que decidían quién podía opinar. Ahora hay más voces, la información es más plural y los ciudadanos tienen a su disposición más información de diferentes colores, pero aún habiendo más información los ciudadanos siguen manteniéndose en entornos ideológicamente homogéneos. Aunque hay más diversidad, la capacidad de elegir qué medio utilizas hace que los ciudadanos acaben utilizando esos medios que confirman sus preferencias previas. La multiplicación de los medios y de la información no se ha traducido en que los ciudadanos tengan más puntos de vista dispares.

Ciudadanos

  • El votante: Inicialmente Ciudadanos consigue entrar en la escena política española atrayendo votantes de la órbita del PP altamente descontentos con el Gobierno de Rajoy, los escándalos de corrupción y la desafección política. Esta primera fase comienza a mutar después de las Elecciones Catalanas. Allí entramos en una segunda fase en la que el partido de Rivera es capaz de no solo penetrar en el electorado del PP sino que poco a poco va sabiendo entrar en las bases del PSOE que era coto vedado. Ahora estamos en una fase de transición en la que no existe un terreno que le sea prohibido. En esta campaña Ciudadanos tiene que tener una estrategia muy expansiva aprovechando este momento que está viviendo en el que no parece que tenga ninguna frontera cerrada.
  • Ciudadanos y el mapa electoral: Va a haber color naranja en las grandes circunscripciones. Las encuestas nos dicen que son viable en prácticamente en todas, quizá no en País Vasco y Navarra, pero a estas alturas es viable en casi todas y no es descartable que encontremos representantes de Ciudadanos en circunscripciones grandes y también medianas, incluso pequeñas.
  • El candidato: Albert Rivera tiene la suerte de ser percibido como un candidato joven y nuevo para la gran mayoría de la ciudadanía pero que tiene una más década de experiencia en Cataluña a sus espaldas por lo que se combina la juventud y la frescura con la experiencia. Rivera se mueve muy bien en los medios por su capacidad de transmitir mensajes claros y sencillos. Este es el principal activo del partido, aparte de ser nuevo, vender que tiene un plan y Albert Rivera lo hace de una forma muy efectiva.

Podemos

  • El votante de Podemos: aunque en 2014 cuando creció y se colocó primero en las encuestas era un partido enormemente transversal, cada vez ha ido achicando el espacio y se ha quedado en un partido muy de activistas, como mucho tirón en sectores castigados por la crisis y con gente que siente que hay un problema sistémico de representación en la política. Es un partido muy crítico con la corrupción y explota la idea de que hay un problema de conexión entre la élite política y económica que tiene que ver con las consecuencias asimétricas de la crisis entre los diferentes grupos sociales. Cada vez es un partido más nítidamente asociado a las preferencias ideológicas de la izquierda.
  • Podemos y el mapa electoral. Con la experiencia de las autonómicas, tiene particularmente éxito en zonas urbanas, los barrios y localidades más castigados por la crisis. Tendrá buenos resultados en Madrid, en Canarias, Asturias o Andalucía. En Cataluña es probable que la coalición con Ada Colau haga que sus resultados sean comparables o superiores a los del resto del país. Podemos tendrá más problemas para obtener resultados en las zonas rurales, donde tiene menos electorado.
  • Su candidato: Pablo Iglesias. Una de las virtudes del líder de Podemos, seguramente responsable del éxito de la campaña en 2014, es que hace un discurso con la capacidad de llegar a votantes no atraídos por la política, antiguamente abstencionistas, y para los cuales el discurso fresco y directo de Pablo Iglesias suponía un atractivo que no encontraba en la oferta electoral existente. Parte del éxito de Podemos dependerá de la capacidad de su líder para volver a ser atractivo para ese sector de votantes apáticos que ha ido perdiendo en los últimos meses. Iglesias ha perdido frescura por su exposición mediática y las críticas de competidores y no tiene una valoración particularmente alta, sino muy negativa entre los electores que han visto siempre a Podemos con desdén. En términos agregados, es una figura polarizando pero puede resultar muy atractiva que quieren revertir el orden establecido.

El PSOE

  • El votante del PSOE: Una de las cosas que ha pasado con la emergencia de los nuevos partidos y la mayor competencia en su ámbito ideológico es que el PSOE se está quedando cada vez más con votantes de más edad, menos expuestos a los mensajes de los nuevos partidos y en zonas rurales. Los socialistas están sufriendo más en zonas urbanas y entre votantes más jóvenes. Algunas cosas que han hecho, como el cambio de liderazgo, pueden intentar aspirar a frenar esta huida pero estos efectos son limitados. Una ventaja que tiene el PSOE respecto a otros partidos es su organización territorial fuerte que le asegura muchos votos y que le dan muchos alcaldes. Está estructura no será irrelevante a la hora de movilizar votantes sobre todo en zonas rurales donde esta presencia resulta importante.
  • El PSOE y el mapa electoral: Por su tamaño y presencia en zonas pequeñas y rurales es viable electoralmente en casi todo el territorio y cuesta pensar en alguna circunscripción en la que no acabe teniendo alguna representación. El PSOE es especialmente fuerte en Andalucía, su feudo tradicional, y esto se ha exacerbado en los últimos años. Uno de sus tradicionales bastiones en las Elecciones Generales era Cataluña, ahora parece que va a dejar de serlo por su fragmentación donde hay cinco partidos compitiendo por ser primero. El PSOE va a tener presencia en todo el territorio pero cada vez más sus grandes núcleos de votantes estarán en Andalucía, Extremadura y Castilla La Mancha.
  • El candidato: Pedro Sánchez: El PSOE tenía un problema con Rubalcaba que tenía unas valoraciones muy negativas incluso entre sus antiguos votantes. La renovación con Pedro Sánchez han sido buenas noticias para el partido. Sánchez, en sus valoraciones, desata muy pocas pasiones pero también muy pocas animadversiones. Uno de los problemas que puede tener el líder del PSOE es que incluso dentro de sus votantes hay un cierto grado de distancia con el tradicional electorado socialista que no ve a Sánchez como un líder natural de su partido, pero también es cierto que genera muy pocas antipatías en el entorno de los votantes que podía aspirar a traer. Una de las cosas curiosas de su juventud es que las encuestas no muestran que los votantes jóvenes vean mejor a Sánchez que los mayores, incluso son los de más edad lo que le dan valoraciones más positivas.

EL PP

  • El votante: El PP sufrirá por todas partes, tiene fugas por todos los territorios y por todos los grupos socioeconómicos. La tasa de lealtad está en mínimos históricos. Si miramos las encuestas, alrededor del 50% de los que votaron al PP en 2011, aseguran que volverían a hacerlo. Pero, sin embargo, hay en algunos sitios que habrá fugas más intensas que en otros. El partido que queda después de este drenaje de votos que sufrirá es una formación altamente envejecida, donde casi la mitad de sus votantes serán mayores de 65 años, lo que representa el doble de lo que había hace cuatro años atrás. Sufrirá en las circunscripciones más grandes, donde Ciudadanos será más viable.
  • El mapa electoral: El PP lo tiene más fácil en esas zonas donde las circunscripciones son más pequeñas y se reparten menos escaños. Lo que viene a ser Castilla, particularmente ahí va a tener buenos resultados. La batalla va a ser más feroz en las grandes circunscripciones y donde hay grandes urbes. Hay entrará en una dura competición y más ahora que Ciudadanos está viviendo una luna de miel. Es mucho más feroz de lo que a priori el PP pensaba antes de entrar en campaña electoral. Si realmente se consolida la tendencia de que Ciudadanos está en condiciones de disputar la segunda plaza, Rajoy estaría en problemas para encontrar hasta una mayoría para su investidura. Por tanto, si cambian la estrategia de forma mucho más beligerante contra Rivera deberíand disputarlo en las grandes circunscripciones.
  • El candidato: Incluso en el PP coinciden en que Mariano Rajoy no es buen candidato, que no funciona particularmente bien en campañas electorales y quizá, por eso, han querido minimizar su exposición. Por ejemplo, en los debates electorales. Sin embargo, esta estrategia tan conservadora es bastante sorprendente porque se suelen a llevar a cabo cuando el partido ganador cree que va a ganar y quiere evitar un riesgo de perder mucho más. Por tanto, Rajoy tiene la debilidad de que no funciona en campaña y, en esta ocasión, hubiera sido necesario un candidato hiperactivo, permanentemente en el ruedo.

El voto de los indecisos

Hay que distinguir entre dos tipos de factores, los que venían de antes de las campaña que tienen que ver con el peso que los electores han dado a los casos de corrupción del Gobierno, a la sensación de que el sistema político no responde a sus intereses a la economía o a la recuperación. Estos factores son más estructurales y en cierto sentido marcan que el lunes nos levantemos con un panorama político muy diferente con cuatro grandes partidos con representación alta en el Parlamento. A la hora de determinar el margen sobre si el PP podrá gobernar o cómo queda cada uno dependerá de cuestiones coyunturales que los electores han estado viendo esta campaña como si Ciudadanos es percibido como una muleta para el PP o una alternativa, en qué medida el PSOE logra vender a sus votantes tradicionales que es una alternativa real con un programa de cambio o en qué medida Podemos ha logrado convencer de que es un partido viable en todo el país atrayendo a votantes de sectores previamente apolitizados. En estos temas la campaña ha tenido un efecto y veremos el domingo en qué dirección mueven los resultados de uno y otro.

Uno de los elementos que va a terminar decidiendo el voto el domingo es ver que partidos van a ser viables en su circunscripción. Normalmente los votantes de circunscripciones medianas y pequeñas concentraban el voto en PP y PSOE porque IU o UPyD no eran viables en su circunscripción. En esta ocasión existe una enorme incertidumbre sobre si Podemos o Ciudadanos pueden lograrlo y eso hará que los votantes sean mucho menos estratégicos y hará que los españoles voten más con el corazón que con la estrategia en la cabeza.

 


Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?