Hoy por Hoy BilbaoHoy por Hoy Bilbao

Sociedad

LA BANDA SONORA DEL MUNDO

La canción de los amantes torturadores

Esta semana en la BSO del Mundo volvemos a fijarnos en una fotografía, en una de las fotos que se tomaron en la prisión iraquí de Abu Graib y a la que hemos puesto música de Sigur Rós

La soldado England en un fotografía de 2009 / GETTY

Hay fotografías que resultan profundamente inquietantes. También hay canciones que consiguen ese impacto, que producen esa sensación de miedo y asco. Las imágenes que más me han perturbado en los últimos años se tomaron en la prisión de Abu Ghraib en 2004. La canción que más inquietud me ha producido la editó Sigur Rós ese mismo año.

Las fotografías de las torturas en la prisión iraquí dieron la vuelta al mundo. Un amplio abanico del horror humano protagonizado por un grupo de soldados estadounidenses entre los que destacaba una pareja, Charles Graner y Lynndie England.

Aquella impactante colección de fotografías mostraba a la pareja y a otros soldados realizando todo tipo de torturas y humillaciones. Esa primavera de 2004 vimos a hombres arrastrados con correas como perros, a prisioneros cubiertos de heces, a hombres desnudos amontonados en el suelo con bolsas en las cabezas. Fotografías terribles que producen miedo, que producen asco. Pero de aquellas imágenes la peor, la más inquietante, no es de una tortura sino de la pareja de torturadores. En primer plano está ella, él, detrás, la abraza. Los dos sonríen, parecen alegres. Visten uniformes militares y tras ellos se ven los barrotes de una de las celdas. Ese abrazo, esa relación sentimental en aquel presidio, muestra un lado siniestro del amor, un lado psicótico de dos enamorados que entre besos torturan y fotografían sus horrores.

Aquel año, la banda islandesa Sigur Rós editó ‘Ba Ba Ti Ki Di Do’, un disco que acompañaba la coreografía del Merce Cunningham. La música de Sigur Rós resulta inquietante y si escuchas algunos de los tres largos temas de aquel EP mientras observas las fotos de aquella pareja cientos de preguntas se cruzan por tu cabeza. Preguntas que no tienen respuesta, que ellos mismos no quisieron dar durante el juicio militar. Alegaron que cumplían órdenes. Posiblemente lo hiciesen, pero en sus rostros no se ve dolor ni compasión, se ve cierta euforia, la que tiene una pareja de novios en unas vacaciones románticas. Ellos dos, y nueve soldados más, fueron juzgados. Charles Graner recibió una condena de diez años. Cumplió seis antes de recuperar la libertad. Lynndie England, que estaba embarazada durante el juicio, cumplió dos años. Cuando terminó su condena dijo que no se arrepentía de nada. Hay canciones inquietantes, decía antes, pero ninguna, ni esta, con la capacidad de igualar el terror que producen estos amantes torturadores.

Consulta otras entregas de la Banda Sonora del Mundo

LA BSO DEL MUNDO: LOS TORTURADORES ENAMORADOS

05:55

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://sandbox.prisaradio.arcpublishing.com/pf/embed/audio/350/001RD010000003955228/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad