Lunes, 29 de Noviembre de 2021

Otras localidades

La llamada de la historia

Frank Capra

El nombre por encima del título. Si sabe usted de cine, sabe de lo que le estoy hablando. Si no, igual ha caído en sus manos mi biografía. Si no…pues aquí estoy, para hablarle un ratito de mi vida.

El camino no fue fácil. En la mayoría de las ocasiones, no lo es. Llegué a la que fue luego mi casa, al que fue mi país, cuando levantaba poco más de un metro del suelo, con seis años, en un barco de inmigrantes. Iba con mi familia, procedentes de Sicilia y rumbo a Estados Unidos.

Ni idea de inglés. Ni idea. La lucha empezó justo ahí. Luchaba por adaptarme a un nuevo lugar, a un nuevo idioma, a una nueva vida…y además, tuve que luchar con mi propia familia, para poder costearme mis estudios. Era muy consciente de que la escuela era lo único que me serviría para poder ser un ganador, algún día.

Trabajé como camarero, como empaquetador…Fui músico callejero, fui vendedor de periódicos, y todo esto para poder garantizar mi formación.

Como decía nuestro protagonista, esta película renació gracias a la televisión, donde se convirtió en un clásico que se emite en Navidad en distintos países.

Está considerada como una de las mejores películas de la historia, en la undécima posición de las cien que enumera el American Film Institute.

Es recordado como el primer director que trabajando para una compañía consiguió poner su nombre encima del título de la película. ¡Qué bello es vivir! Es el clásico que convirtió a Frank Capra en un clásico también, nombre sobre título.

En medio de una y otra cosa me enrolé en el ejército americano, como profesor.

Cuando realizaba mis estudios de Ingeniería Química, mi curiosidad y ansias de más me llevaron a descubrir el cine.

Era la época del cine mudo, así que esos son mis inicios laborales. Las comedias mudas, que sirvieron para hacer callo y llegar preparado al cine sonoro.

Comedias, relatos épicos, tintes negros…pero lo que me entusiasmaba realmente era contar historias humanas. Historias sobre maneras de vivir, sobre ilusión, sobre nosotros, las personas. Historias sobre la vida.

De la vida y de la muerte, de la guerra…ocho documentales dirigí haciendo propaganda de guerra. Convencer para entrar en guerra, motivar a las tropas… ¿Por qué luchamos?

En este momento, cuando pasé a ser documentalista de guerra, ya tenía en mi vitrina seis premios de la Academia, seis Óscar, y el reconocimiento como el director más importante de Hollywood.

Aunque reconocido, también con los pies en el suelo. Si yo no los tenía, se me colocaban solos.

En los premios entregados en 1933, el encargado de leer el nombre del premiado en la categoría a mejor director fue Will Rogers. El actor decidió anunciar el nombre del ganador como "Mi buen amigo Frank"; Yo era uno de los nominados, y yo me llamo Frank. Me levanté de la silla pero el ganador era Frank Lloyd.

Digamos que no fue nada agradable ver que no era yo, ver que tenía que regresar a mi mesa con las manos vacías y ver que todos en mi mesa estaban llorando. Fue el momento más largo, triste y humillante de mi vida.

Tras los documentales de guerra, rodé de nuevo una película. Para mí, un éxito cinematográfico. Para el público, nada significativo. La película fue nominada a cinco premios Óscar. Y no tuvo relevancia en su momento.

El éxito le llegó, nos llegó, después. Cuando apareció la televisión como plataforma de emisión. Cuando el cine llegó a los hogares en forma de pequeña pantalla.

Optimismo humanista. La bondad elemental del ser humano, los valores tradiciones como la honestidad y la solidaridad. Una forma muy americana de entender la democracia y sus mecanismos…Toda esta palabrería leí sobre mí y sobre mis películas.

Es Navidad, apenas faltan dos días, y así, prácticamente, es como empieza mi última obra maestra, como dicen. Un hombre que hereda de su padre una suerte de negocio prestamista tiene como rival a un ambicioso banquero. La derrota del protagonista frente al malo hacen que para salvarlo, aparezca un ángel, quien le muestra al protagonista cómo sería la ciudad sin él.

Es bello vivir…

Noticias relacionadas

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?