Jueves, 27 de Enero de 2022

Otras localidades

GLOBOS DE ORO 2016

Rubias y machotes

Los Globos de Oro se vuelven convencionales premiando, 'El renacido' un drama clásico de Iñárritu, y a Jennifer Lawrence, por el eterno personaje del sueño americano

GLOBOS DE ORO 2016: convencionales y aburridos: Rubias y machotes

LUCY NICHOLSON (REUTERS)

Era un año de cambio y nos hemos quedado igual que siempre. No hablamos del parlamento, sino del palmarés de la edición número 73 de los Globos de Oro, los premios de la prensa extranjera de Hollywood. No había películas innovadoras en lo cinematográfico, pero sí películas que avanzaban en un discurso reivindicativo y progresista.

Era el caso de Carol, un drama clásico de Todd Haynes, sobre la relación de amor de dos mujeres -Cate Blanchett y Rooney Mara- en los reprimidos años 50. La otra película que rompía moldes en lo discursivo era Spotlight, un thriller periodístico de Tom McCarthy sobre el caso real que destapó el Boston Globe sobre la pederastia de la Iglesia Católica.

Sin embargo, la ganadora de la noche ha sido El renacido de Alejandro González Iñárritu, que se pone una vez más en la senda de los Oscar con una película muy correcta pero que no aporta novedad alguna fuera del gran nivel estético.

Muy convencionales han sido los premios en la categoría de mejor comedia. Marte, de Ridley Scott, una cinta de ciencia ficción para el gran público con mensaje imperialista, se ha llevado el Globo de Oro. También ha ganado su protagonista, Matt Damon, por un personaje de padre blanco, salvador de los Estados Unidos de América. Jennifer Lawrence, convertida en una Doris Day empresarial, absolutamente anacrónica, en Joy, la comedia de David O'Rusell.

Con estas decisiones, los premios de la prensa extranjera pierden un enfoque propio y se dejan conquistar por el glamur de las estrellas y por ese miedo de no equivocarse, ni distanciarse de los Oscar, a los que siguen mirando de reojo, por mucho que quieran eliminar la etiqueta de "antesala de los Oscar". Por ejemplo, premiar a Stallone, por Creed, en lugar de a Mark Rylance por El puente de los espías, es un acto de propaganda televisiva, que les hace perder autoridad como críticos de cine, supuestamente, independientes.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?