Martes, 07 de Diciembre de 2021

Otras localidades

REFLEJOS

La fotografía como motor del cambio

Conocemos las exposiciones de Sandra Fernández y de Paz Errázuriz. Dos fotógrafas transgresoras con un objetivo claro: fomentar un cambio social

Imagínese unas fotografías en blanco y negro en las que se pueden ver cabezas desnudas, cicatrices, pelucas, maquillaje, pañuelos, animales y niños. Aunque, si nos fijamos bien, también vemos miradas sinceras, sensualidad, belleza, sonrisas radiantes, seguridad y determinación. Sandra Fernández es la autora de estas fotografías realizadas en el Hospital Universitario de La Coruña y su objetivo es transmitir un mensaje optimista a todas aquellas personas que han sido diagnosticadas de cáncer de mama. 

Ella fue diagnosticada en 2010 y conoce, de primera mano, lo complejo que es el tratamiento a nivel físico y emocional. Y no solo para las mujeres, también para los cerca de 260 hombres afectados al año en España. 

Acudió a cada una de las casas de los más de 20 pacientes que se ofrecieron de forma voluntaria para posar, sin pudores, ante la cámara. Conoció sus historias personales, su entorno y compartió confidencias con cada uno de ellos, lo cual se ha visto reflejado en el resultado final. Las fotos reflejan confianza, cercanía y naturalidad. Y, puestos a elegir alguna de las caras que ofrece el cáncer, Sandra prefirió ofrecer la más amable y positiva, despojándose por un momento de las inseguridades y el temor. 

Esta exposición, que no solo trasmite optimismo a los pacientes, sino también un mensaje de normalidad a la sociedad en general, se puede ver en la Unidad de Mama del Hospital Universitario de La Coruña. Aunque, en los próximos meses, pretende recorrer otros hospitales de España. Todo para y por el cáncer de mama.

Viajamos ahora hasta Chile para conocer a Paz Errázuriz. Una fotógrafa autodidacta que comenzó su carrera cuando, en 1973, el golpe de estado militar acaba con la democracia chilena y comienzan los años de la dictadura de Pinochet. Empieza, por tanto, por buscar respuestas ante un ensordecedor silencio. Sus fotografías persiguen un objetivo concreto: reflejar la realidad que viven las minorías y los colectivos más vulnerables. Es, para su época, una mujer transgresora que tiene un gran compromiso social. 

Se pueden ver travestis fotografiados en los años 80, láminas que hacen una crítica a los prototipos de belleza centrados en la juventud, comparte las historias personales que hay detrás de la precariedad económica y analiza la subordinación femenina entre otras cosas. Y a pesar de que las historias que cuentan las fotografías no son historias amables, Paz consigue plasmar las realidades con poesía. Lo que provoca un sabor agridulce al ser conscientes de que estamos admirando la belleza de la tragedia. 

Y si hay algo que resaltar del estilo de paz es la dignidad que traslada a todos sus protagonistas y la relación de confianza que mantiene con ellos. "Ella les otorga dignidad desde una mirada horizontal, desde la confianza y la naturalidad" explica Pablo Jiménez, director de Área de Cultura de la Fundación Mapfre. Centro que acoge esta exposición hasta el próximo 28 de febrero.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?