Últimas noticias Hemeroteca

EEUU, la Unión Europea y la ONU levantan las sanciones contra Irán

La decisión pone fin a 13 años de amenaza nuclear iraní, después de que el OIEA haya confirmado el cumplimiento, por parte de Teherán, del acuerdo que limita su programa atómico

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha firmado, a última hora de la noche del sábado, la orden ejecutiva que levanta las sanciones contra Irán en lo referente a su programa nuclear. Esta decisión histórica ha sido idéntica a la adoptada también por la Unión Europea y por el Consejo de Seguridad de la ONU, después de que el Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA) verificase que la República Islámica ha cumplido las obligaciones a las que se comprometió en el acuerdo de Viena del pasado 14 de julio ante EEUU, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania, el llamado ''Grupo 5+1'.

Aquel pacto, pendiente de verificación hasta ahora, establecía los pasos que había que dar para evitar que Irán pudiera fabricar armas nucleares, aunque permitiéndole la puesta en marcha de un programa atómico muy limitado y vigilado con fines civiles y no militares. Ese plan se mantendrá durante, al menos, 10 años, periodo en el que la República Islámica sólo podrá trabajar con un tercio de sus centrifugadoras nucleares (la maquinaria que purifica el uranio). El nivel de enriquecimiento de ese material no podrá superar el 4%, lejos del 90% necesario para la fabricación de una bomba nuclear. Por otra parte, las reservas de uranio enriquecido tendrán que mantenerse por debajo de los 300 kilos durante los próximos 15 años. Para cumplir este punto, Irán envió a Rusia, el pasado mes de diciembre, en torno a 10.000 kilos de este material. Además, ha eliminado y sellado con hormigón el núcleo del reactor de la planta de Arak, dejando de estar operativo para la producción de plutonio, otra de las exigencias del acuerdo. A partir de ahora, los inspectores del OIEA podrán realizar visitas e inspecciones sin previo aviso para examinar el cumplimiento de todos los puntos.

Algunas sanciones se mantienen

Las sanciones impuestas a Teherán desde diciembre de 2006 a junio de 2010 en el marco de Naciones Unidas dejan de estar en vigor, pero no todas. Por ejemplo: se disuelve el comité de sanciones a Irán, que estaba presidido por España, y se permite la venta de tecnología de misiles balísticos y armas pesadas al país con la aprobación de la ONU, aunque EEUU ya ha advertido de que vetará cualquier propuesta en ese sentido. Naciones Unidas mantiene el embargo de armas durante 5 años, y la prohibición de importar compuestos para el programa iraní de misiles durante 8 años.

La Unión Europea, por su parte, elimina las sanciones económicas y financieras relacionadas con la tecnología nuclear, así como las que afectaban a transferencias, los seguros, la financiación del comercio, el petróleo, el gas y la tecnología vinculada a estos productos. También saldrán de la lista negra unas 300 personas y entidades con las que se prohibía hacer negocios, que tienen congelados sus activos o prohibición de viajar a territorio comunitario. Los 28 mantienen, sin embargo, las sanciones a la Guardia Revolucionaria iraní y a las entidades bajo su control, así como a la agencia aeroespacial iraní y a los asuntos relacionados con los derechos humanos en el país, y que prohíbe exportar a Irán material que pueda usarse para la represión.

Estados Unidos también mantiene las sanciones relacionadas con la represión y los derechos humanos, así como la venta de material y tecnología que puedan ser empleados en el sistema de misiles balísticos por la República Islámica. Además, seguirán vigente en el país norteamericano la gran mayoría de restricciones que prohíben hacer negocios con Irán a las empresas y ciudadanos estadounidenses. Washington permite, no obstante, el desbloqueo de los ingresos iraníes procedentes de la venta de petróleo en el extranjero. EEUU también elimina la amenaza de sancionar a terceros países que compren petróleo o inviertan en ese sector, aunque el país norteamericano siga sin hacerlo.

El acuerdo que acaba de entrar en vigor incluye un mecanismo para restablecer las sanciones de forma automática en caso de que Irán incumpla el pacto. Incluso si el Consejo de Seguridad no pudiera votar una resolución por el bloqueo de alguno de sus miembros, volverían a entrar en vigor las sanciones que existían antes del acuerdo.

A favor y en contra

Las reacciones favorables han sido las más numerosas después de confirmarse que Irán está cumpliendo su compromiso de desnuclearización, lo que conlleva el levantamiento de gran parte de las sanciones internacionales contra el país. El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, que se había desplazado a Viena ante la inminencia de esta confirmación, ha calificado de histórico el acuerdo "que hace a Oriente Medio más seguro, ya que ha reducido el peligro de una bomba nuclear", y ha añadido que "hemos demostrado que la diplomacia tiene que ser la primera opción, y la guerra la última".

En un comunicado conjunto, la jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Federica Mogherini, y el ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, han destacado que el acuerdo "demuestra que con voluntad política y a través de la diplomacia multilateral, se pueden resolver los asuntos más difíciles".

Mientras tanto, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha reconocido en un comunicado la dedicación y determinación mostrada por todas las partes. "Este es un hito significativo que refleja el esfuerzo de buena voluntad para cumplir con los compromisos acordados [...] y demuestra que las preocupaciones de proliferación internacional se abordan mejor a través del diálogo y de una diplomacia paciente". Ban Ki-moon ha confiado en que el "éxito de este acuerdo contribuya a una mayor cooperación regional e internacional para la paz, la seguridad y la estabilidad en la región y más allá".

Entre quienes han mostrado sus críticas por el levantamiento de las sanciones a Irán se encuentra el presidente de la Cámara de Representantes de EEUU, el Republicano Paul Ryan. En un comunicado, Ryan ha señalado que Irán es "uno de los principales estados patrocinadores del terrorismo en el mundo", y ha añadido que "es probable que use la inyección de dinero [procedente de fondos congelados, más de 100.000 millones de dólares] para financiar terroristas".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?