Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 16 de Septiembre de 2019

Otras localidades

¿Haberlas haylas?

DOMINGO 10:00H. Jacinto Antón nos acerca a la historia de la brujería en España

“Señor, es realmente cierto que Eulalia Lafarga, alias Ramoneta de la villa de Granollers, encontrándome yo en dicha villa de Granollers, me dijo si quería ir en su compañía a La Garriga … debían ser las nueve horas de la noche mas o menos. Fuimos a reunirnos a la casa de Leonor Reig, alias Maurineta, donde nos desnudamos, estando desnudas y dejando nuestras ropas en un aposento de dicha casa ,que no puedo designar dónde estaba, nos untamos de ungüento todo negruzco que nos da dicha Reig, y cuando nos unta decíamos: “Yo me unto en nombre del demonio y Belzebú y otros demonios”.

Es la confesión de Eulalia Puig, una vecina de Caldes de Montbui, que fue condenada por brujería. Fue ahorcada en la Plaza Mayor del pueblo el 26 de noviembre de 1619.

Y es que cuenta Jacinto Antón que ser bruja en Cataluña era mucho peor que serlo en cualquier otro sitio de Europa. Esta afirmación se basa en la investigación realizada por nuestro invitado, el historiador Pau Castell (Tremp, Lleida, 1984), profesor de Historia Medieval en la Universidad de Barcelona y autor de la tesis Orígenes y evolución de la caza de brujas en Cataluña (siglos XV y XVI), que recoge 300 juicios y documentación inédita. La precocidad, la intensidad y la dureza de la caza de ( supuestas) brujas en el territorio catalán no tuvieron parangón en el resto de España y le otorgan al fenómeno una siniestra preeminencia en el conjunto de toda Europa.

¿Besaban estas brujas el culo del diablo?, ¿llevaban escobas?, ¿por qué hablamos mayoritariamente de brujas y no de brujos?, ¿en qué consistía un aquelarre?,  ¿se produjo la mayoría de procesos por delaciones de vecinos?...

 
 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?