Últimas noticias Hemeroteca

Comienza el año 4713 según el calendario chino, el año del Mono de Fuego

La comunidad china en España supera los 155.000 personas y celebran la entrada al nuevo año, coincidiendo también con la Fiesta de la Primavera.

Según el calendario chino, este 8 de febrero ha comenzado el año 4713, que corresponde al año del Mono de Fuego. El que ha acabado era el de la cabra.

China y las personas de origen chino repartidas por el mundo celebran en estos días la llegada de un nuevo año.

Más de 4.000 años de tradición que coincide con el adiós al invierno y el saludo a la primavera, de hecho, a esta fiesta también se la conoce como el Festival de la Primavera.

El calendario chino se divide en 12 ciclos anuales de animales. Los antiguos astrónomos relacionaron cada animal con una constelación y asignaron cinco elementos básicos (la madera, el agua, el metal, el fuego y la tierra), dando lugar así a 60 posibilidades diferentes. Este año es el del Mono del fuego.

Hemos hablado con Modesto Corderi, del Centro Cultural de China de Madrid, una entidad que depende directamente del Ministerio de Cultura de China, y nos ha explicado qué significa esto.

Este cambio de año no tiene una fecha fijada, ya que depende del calendario lunar. Por eso, la celebración dura 15 días. Nos lo cuenta Modesto.

Durante estos días... las lamparillas de papel rojas lo inundan todo, tanto como el olor a incienso. Son imprescindibles los desfiles con el dragón y el león para ahuyentar a los malos espíritus... Seguro que las tienen en la mente: esas figuras de cabezas grandes y cuerpos vacíos y largos, que caminan sostenidas sobre palos que cargan varias personas. Además, no pueden faltar exhibiciones de las artes marciales, y la música en directo con instrumentos de viento, de percusión.

Modesto nos lo describe desde su experiencia después de nueve años en Pekin. Y la comida: como en todas las fiestas populares no puede ser mejor y, siempre abundante. El postre típico por excelencia es el "tanydan". Nos lo describe Modesto.

Piensen cosas que hacemos nosotros cuando se acerca nuestro 31 de diciembre: llevar puesta una prenda roja para atraer al amor, echar algo de oro en el champán para atraer al dinero, comer las uvas a la pata coja, dar una vuelta a la manzana con una maleta para tener un año nuevo lleno de viajes... Y podríamos seguir enumerando... Los chinos hacen esto...

Y también con los amigos y familia...

Y después de quince días de intensa fiesta, el broche de oro lo pone el día de los farolillos. Este orensano, con formación de ingeniería informática, y filología china y máster, recuerda con cierta tristeza la escena que vio cuando salía del trabajo el pasado lunes. Así es como muchos chinos han pasado su fin de año.

Para contrarrestar esta morriña, en las grandes ciudades las asociaciones, centros culturales y ayuntamientos organizan actividades exclusivas para esta festividad, con desfiles, floklore, y sobre todo mucha pirotecnia para espantar a los malos augurios, la mala suerte y también al demonio de Niam.

Y para terminar, como no hay cultura sin superstición, si su horóscopo coincide con el año del mono, los chinos le recomendarán que lleve algo rojo y pulseras.

 

 

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?