Hora 14 Fin de SemanaHora 14 Fin de Semana
Actualidad
LO ÚLTIMO NO, LO SIGUIENTE

No tome café, haga un fika

Los suecos tienen su particular pausa para el descanso en la oficina, que incluye bollos y dulces

Estos divertidos jóvenes puede que estén tomando un café o en un fika; la cuestión es que lo pasan bien. / GETTY IMAGES

Madrid

Suecia cambió el cine español en los años 70. "¡Qué vienen las suecas!", celebraban José Luis López Vázquez o Alfredo Landa. Forma parte de nuestra historia. Más recientemente, los suecos consiguieron que dejáramos de comprar meras estanterías para hacernos con una Kallax o una Fjälkinge. La pregunta es por qué no hemos importado aún el fika, para darle carácter oficial y moderno a la tan asentada en España tradición de la pausa para el café.

Lo siguiente en el trabajo, en la oficina, debería pasar por ahí. Por pautar con exactitud el cafecito de media mañana. Los suecos lo hacen, tienen su tradición. El fika es, como decíamos, la pausa para el café en Suecia. Pero no sólo tiene café, también bollería y dulces... Y a veces pasa a tener ya categoría de almuerzo o merienda. Allá en el país de Abba está reglada e incluso en según qué empresas el turno es rotatorio: es decir, según la semana le toca a un empleado preparar las viandas. Ojalá una costumbre similar en España, incluso directamente importada, con sus bollos de canela como los que venden congelados en la misma cadena de las estanterías Kallax.

Pero cuidado en la oficina. Lo de parar para tomar el café y unas pastas puede estar muy bien, pero la tecnología se ha aliado con las empresas para tener a los empleados un poco más controlados. Este reportaje de Vice asusta en tanto en cuanto nos descubre que una mujer en California llegó a ser despedida por desactivar el GPS de su teléfono móvil.

Aunque no queremos aquí generar cierta hipocondría tecnológica, porque los avances también son nuestros amigos. Por ejemplo, hay un mal endémico en las empresas: las salas de reuniones que después de ser utilizadas quedan hechas un caos, con las sillas esparcidas por toda la habitación. Pues bien, Nissan, que anda trabajando en cómo ayudarnos a aparcar el coche, ha ingeniado unas sillas capaces de colocarse en su sitio ellas solas. Basta con ver esta demostración o esta otra de aquí abajo:

Sillas que se ordenan solas. No suena mal. Quizá solo podría mejorarlo una oficina sin jefes. Pues también existe. Es el modelo, por ejemplo, de la tienda estadounidense online de calzado y ropa Zappos. ¿Eliminar a los jefes supone eliminar también a los pelotas?

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad