Hora 14 Fin de SemanaHora 14 Fin de Semana
Actualidad
ECOLOGÍA

Los cazadores también matan a los hijos de Cecil

Un año después de su muerte, la mortalidad por la caza deportiva se dispara en el Parque Nacional de Zimbawe donde vivía el león más famoso de Africa, según un estudio científico

El león Cecil fue abatido por los disparos de un cazador norteamericano en el mes de julio del año 2015 en un Parque Nacional de Zimbabwe. / Cadena SER

Madrid

La tragedia del león más famoso de Africa no ha servido de nada. Cuando el verano pasado un dentista de Estados Unidos cazó en Zimbabwe a Cecil, provocó una gran protesta a nivel internacional, pero el problema sigue.

Una investigación realizada por un equipo de científicos de las Universidades de Oxford (Reino Unido) y del Sur de Dinamarca ha calculado que 69 de cada 100 leones machos adultos del Parque Nacional Hwange han muerto por causas no naturales.

Y lo peor de todo: este estudio advierte que este negativo porcentaje se mantendrá durante los próximos años porque, al igual que Cecil, todos estos ejemplares han sido abatidos por cazadores, como trofeos, o por agricultores locales, para proteger su ganado.

"Se estima que el 69% de los leones macho han muerto por causas no naturales en Hwange, y continuarán haciéndolo si no hay cambios" ha afirmado Julia Barthold, del Centro de biodemografía de la Universidad del Sur de Dinamarca.

 Larga investigación

 Este trabajo de investigación ha analizado la situación de esta reserva natural durante los últimos 15 años y, entre los problemas detectados, los expertos denuncian que este parque no dispone de una valla para proteger a las especies salvajes que viven en sus 7.000 kilómetros cuadrados.

El Parque Nacional Hwange se encuentra en el noroeste de Zimbabwe y está rodeado por asentamientos humanos por el norte y el este del área protegida.

Alternativas

Los investigadores aplicaron el mismo modelo de análisis a otra área protagida de Africa más alejada de núcleos habitados: el Parque Nacional del Serengueti, situado en Tanzania. Y el resultado fue muy diferente: allí sólo 6 de cada 100 leones machos mueren por los disparos realizados por seres humanos.

 Según los expertos en conservación de especies salvajes, cuando un león macho muere su manada sufre grave efectos. La estructura social se ve perturbada en gran medida porque, muy a menudo, se originan peleas entre los machos restantes y los nuevos intrusos que compiten por el control del clan. Los nuevos machos suelen matar a los cachorros y, además, ahuyentan a los “jóvenes” de sexo masculino antes de que éstos tengan edad suficiente para poder valerse por sí mismos.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad