Miércoles, 25 de Noviembre de 2020

Otras localidades

COVID-19 | DATOS ESPAÑA COVID-19 | DATOS ESPAÑA Sanidad notifica 10.222 nuevos casos de coronavirus y 369 fallecimientos
EFEMÉRIDES

El ‘sí’ a la OTAN cumple 30 años

El 12 de marzo de 1986 los españoles votaron en referéndum a favor de la permanencia en la Organización del Tratado del Atlántico Norte. El Gobierno del PSOE, presidido por Felipe González, el partido que había defendido estando en la oposición el “OTAN, de entrada, no”, apostó por el ‘sí’. Esta es la crónica de una victoria en absoluto anunciada

Fragmentos de la programación especial emitida en la Cadena SER el miércoles 12 de marzo de 1986 / FONOTECA

El 3 de noviembre de 1985, El País publicaba un sondeo que mostraba una clara victoria de los partidarios a salir de la OTAN, un 46% de los encuestados, frente a un 19% que apostaba por la permanencia. El porcentaje de indecisos era elevado, del 35%, y aún mayor el número de encuestados que deseaba la celebración del referéndum, un 63%.

Con estos datos encima de la mesa, el Gobierno de Felipe González apostó por la consulta, a sabiendas de que el riesgo de derrota era alto y de que sería una tarea difícil para un partido que había llegado al poder en 1982 enarbolando la bandera anti-OTAN.

Lema socialista anti-OTAN durante su primera etapa en la oposición

En este punto fue clave el papel que interpretó el propio González, multiplicando sus apariciones en los medios de comunicación para reconocer que su anterior percepción sobre la Alianza estaba equivocada, y que la salida acarrearía graves consecuencias negativas para España a nivel internacional.

El carisma de Felipe González y la sinceridad de sus palabras, que prácticamente se jugaba su prestigio con este cambio de opinión, le habían dado la vuelta a las encuestas en tan solo tres meses. El sondeo del CIS de febrero ya mostraba una notable división de la opinión pública: 32% a favor de la permanencia, 32% en contra y 36% de indecisos. Para entonces, el referéndum ya había sido convocado para el 12 de marzo. El decreto había sido presentado a los medios por el vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, el 31 de enero.

Cartel electoral socialista en 1986

La pregunta

El Gobierno considera conveniente, para los intereses nacionales, que España permanezca en la Alianza Atlántica, y acuerda que dicha permanencia se establezca en los siguientes términos:

1.º La participación de España en la Alianza Atlántica no incluirá su incorporación a la estructura militar integrada.

2.º Se mantendrá la prohibición de instalar, almacenar o introducir armas nucleares en territorio español.

3.º Se procederá a la reducción progresiva de la presencia militar de los Estados Unidos en España.

¿Considera conveniente para España permanecer en la Alianza Atlántica en los términos acordados por el Gobierno de la Nación?

El presidente del Gobierno, Felipe González, vota en Madrid

La campaña

Alianza Popular, partido que siempre se había manifestado a favor de la OTAN, recomendó la abstención. La obsesión de su líder, Manuel Fraga, por dejar solo al Gobierno le llevó a acometer esta paradójica estrategia que acabaron castigando sus militantes en las urnas. De esta manera, el voto por el ‘no’ estuvo abanderado por el Partido Comunista de España, liderado entonces por Gerardo Iglesias.

El resultado

Portada de 'El País' el jueves 13 de marzo de 1986

Aunque el ‘no’ triunfó en Cataluña, Navarra, País Vasco y en la provincia de Las Palmas, el resultado del referéndum reforzó el liderazgo de Felipe González, tanto en el seno del PSOE como para el resto de la opinión pública. De hecho, en las elecciones generales de ese mismo año, los socialistas consiguieron revalidar la mayoría absoluta, aunque con 18 diputados menos que en 1982.

Como publicó en su editorial el diario El País el día después del ‘sí’ a la OTAN, “podría pensarse que termina uno de los episodios más controvertidos y esquizoides de la nueva democracia española. Para nada es eso. Más bien comienza ahora una tarea de reconstrucción del marco político”.

Casi una década después, el 5 de diciembre de 1995, el exministro socialista de Asuntos Exteriores, Javier Solana, era nombrado secretario general de la OTAN, un cargo que ostentó hasta el 6 de octubre de 1999.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?