Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 10 de Diciembre de 2019

Otras localidades

El último regalo de Jeff Buckley

Este mes llega a las tiendas ‘You and I’, un álbum de versiones con las canciones favoritas del difunto músico estadounidense

El músico estadounidense en una fotografía antes de morir en 1997 /

Jeff Buckley murió demasiado joven, como su padre Tim. Se ahogó en el río Wolff mientras se bañaba en un descanso de la grabación del que iba a ser su segundo disco. Se encontraba en un gran momento profesional tras el gran recibimiento de ‘Grace’, su álbum debut de 1994. Buckley había firmado por Columbia Records, el sello de Bob Dylan, Bruce Springsteen o Leonard Cohen y tenía todo para triunfar. Era un gran músico, un buen compositor, tenía una voz poderosa y personal y encima era un chico atractivo y con cara de ser buen tipo. Lo tenía todo, pero también tuvo mala suerte. En junio de 1997, su cuerpo apareció flotando en el río.

Un año después de su muerte llegó a las tiendas ‘Sketches for my sweetheart the drunk’, un disco póstumo con los temas en los que Jeff estaba trabajando cuando murió. Desde entonces han ido apareciendo distintas grabaciones de Buckley, casi todas en directo y producidas por su madre, gran protectora del legado de su hijo.

Este mes ha aparecido una nueva grabación del músico de California. Se trata de ‘You and I’, un álbum acústico de versiones con temas de The Smiths, Bob Dylan, Sly Stone o Led Zeppelin. El disco llega aprobado y producido por su madre y es una colección de las canciones favoritas de Jeff, las canciones a las que acudió en busca de refugio tras firmar por Columbia. Buckley se encontraba bajo mucha presión y accedió a grabar con la idea de relajarse. Las sesiones iniciales no fueron fáciles, pero cuando el músico se relajó y se olvidó de todo surgió la magia. Una magia única la de Jeff, dotado con una voz especial capaz de sacudir emociones y aliviar tristezas. Una voz única capaz de jugar con el jazz, bailar con el rock y estremecer con el folk.

‘You and I’ es un disco para escuchar de noche y a solas, para disfrutar del talento de Jeff, ese talento que hacía que cuando cantaba cada oyente tuviese la sensación de tenerlo cantando solo para él. Las nuevas canciones del músico californiano producen una enorme tristeza y muchas dudas, las de saber cómo hubiera sido la carrera de este malogrado portento. Otro que murió demasiado joven aunque en este caso las drogas no tuviesen nada que ver.

La nueva entrega de Buckley arranca con una emotiva versión del ‘Just like a woman’ de Bob Dylan y se cierra con la emocionante interpretación de ‘I know its over’, el tema de los Smiths. Entre medias hay versiones tan personales como la adaptación de ‘Poor Boy Long Way from Home’, del bluesman Bukka White o la sobresaliente ‘Don't Let the Sun Catch You Cryin’, un tema tradicional que popularizó Ray Charles. Volver a escuchar estas canciones, volver a escuchar la poderosa voz de Jeff Buckley es un placer, un regalo de esa madre protectora que lleva casi 20 años cuidando del legado de su difunto hijo. “Si Jeff ha conseguido algo de nosotros, es sacar ese amor a la vida, la tolerancia con todo el mundo que él mismo tenía. Fue la persona más adorable que conocí en mi vida”, apuntaba la madre de Jeff en una entrevista en El País.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?