Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 09 de Diciembre de 2019

Otras localidades

La culpa fue del chá-chá-chá

Sánchez culpa a Iglesias, que culpa a Sánchez, que culpa a Rajoy, que culpa a Sánchez

Habrá elecciones, por culpa de.. Sánchez culpa a Iglesias, que culpa a Sánchez, que culpa a Rajoy, que culpa a Sánchez. Como es sabido, la culpa fue del chá-chá-chá. Ayer contrarreloj, unos cuantos escalofríos. Compromís inició la mascletá, y durante horas el PSOE se agarró al clavo ardiendo. Sánchez sabe que llegar al gobierno es su único salvavidas, fuera de él su horizonte es negro negrísimo. En realidad, todo el PSOE teme por su futuro. Hubo nervios también en el PP, ante la posibilidad de un acuerdo de izquierdas a la desesperada. Al igual que Sánchez, Rajoy sin el gobierno es un cadáver, y el partido sabe que vive con respiración asistida.

Susto igualmente en Podemos, ante el temor de quedar descolocados por un quiebro sorpresa. Ciudadanos, con un no rotundo, puso fin a la breve ensoñación, pero no a los nervios. Los partidos temen una respuesta hosca de los votantes. Los temores pesan más que las ilusiones, y de esta inseguridad general surge un paisaje político sin aliento creador ni impulso transformador. La política nueva ha envejecido, la vieja se ha apolillado, no hay proyectos estimulantes ni nada que galvanice al país. Propuestas blandas de convalecencia para un buen pasar de sopitas y pescadito blanco, como corresponde a unos partidos con descomposición de vientre.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?