La VentanaLa Ventana
PRETÉRITO IMPERFECTO

El 2 de mayo los madrileños fueron manipulados para levantarse

El 4 de mayo de 1808 Madrid enterraba las consecuencias de su heroicidad: 400 muertos.

“El 3 de mayo de 1808. Los fusilamientos en la montaña del Príncipe Pío” / .

Madrid

Lo sucedido en Madrid en aquel mayo de 1808 lo hemos asimilado como un hecho heroico de los ciudadanos en defensa de su independencia… que dicho así suena muy bonito, pero si despojamos el asunto de épica y romanticismo, nos quedaría que los madrileños fueron hábilmente manipulados para levantarse el día oportuno en el momento justo. El 4 de mayo de 1808 Madrid enterraba las consecuencias de su heroicidad: 400 muertos. Y entre ellos, ni un duque, ni un humilde conde, ni un simple señorito.

El 2 de mayo los madrileños fueron manipulados para levantarse

11:58

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/001RD010000004118935/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

La plebe fue el escudo, un parapeto del poder frente al invasor. Muchos se creen que los madrileños se echaron a la calle porque los franceses entraron en Madrid. Qué va… si las tropas de Napoleón estaban empadronadas en los alrededores desde hacía un mes. Les estábamos dando de comer y de beber porque se creía el ceporro de Fernando VII que los franceses le ayudarían a mantener la corona de España.

En estas fechas siempre están a vueltas con el levantamiento heroico del pueblo de Madrid, pero se evita decir que los que pusieron todas las facilidades para que se produjera la invasión, la matanza y el desastre, los que nos metieron en la boca del lobo, fueron estas dos prendas: Carlos IV y Fernando VII. Todos querían que se fuera el francés, menos los intelectuales, que querían que la ilustración llegara a España y por eso preferían a los bonaparte antes que a los borbones.

Lo que hicieron fue infiltrar a unos agitadores, para provocar que la gente se levantara y que todo pareciera una revuelta popular. Los secuaces de Fernando VII fueron echando leña al fuego para provocar el levantamiento del 2 de mayo. Mientras, en Bayona estaban los miembros de la familia real retenidos. Nadie gobernaba España, había un vacío de poder provocado por Napoleón.

Goya plasmó la escena de “Los fusilamientos del 3 de mayo”, pero el pintor era un afrancesado, y de hecho, la famosa pintura de fue una forma de hacerle la pelota a Fernando VII. Nadie crea que eso lo pintó Goya cuando ocurrieron los hechos, movido por un sentimiento patriótico… Lo pinto seis años después, cuando Fernando VII retomó el poder, en 1814, que fue cuando Goya escribió al gobierno español mostrando “el deseo ferviente de perpetuar por medio del pincel las escenas de nuestra gloriosa insurrección contra el tirano de Europa”. Goya estaba señalado como traidor así que se libró de esta manera de la muerte. Gracias a sus dos cuadros: “El 2 de mayo de 1808. La lucha de los mamelucos” y, “El 3 de mayo de 1808. Los fusilamientos en la montaña del Príncipe Pío”.

“El 2 de mayo de 1808. La lucha de los mamelucos''

Lo fundamental es que gracias al agobio de Goya por salvar su reputación patriótica, realizó la primera pintura antibelicista de la Historia, porque por primera vez se mostraba la guerra como el mayor de los horrores. Ni ejércitos épicos, ni soldados heroicos. Sólo hombres, vecinos del pueblo, con el espanto en el rostro.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad