Viernes, 16 de Abril de 2021

Otras localidades

HORA 25 EN DIRECTO HORA 25 EN DIRECTO Especial de 'Hora 25' desde Alcázar de San Juan (Ciudad Real)

Las hermanas Alonso, dos triatletas gallegas con el "sueño" de ser olímpicas

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 ya están en la agenda de las hermanas Alonso, Camila y Melina

En los Juegos Olímpicos de Río, imposible, pero los de Tokio, en 2020, ya están en la agenda de las hermanas Alonso, Camila y Melina, dos triatletas hispano-argentinas que aspiran a "cumplir el sueño" de participar en ese evento.

Su sueño, según confiesan, es poder "seguir los pasos" de su admirado paisano, el ferrolano Javier Gómez Noya, al que consideran "un referente".

Neuquén, una de las ciudades más pujantes de la Patagonia argentina, vio nacer en 1992 a Melina Alonso y, casi treinta meses después, en 1994, a Camila Alonso, la segunda mitad de una pareja que se ha situado en lo más alto del triatlón nacional en los últimos años, gracias a "no poder estar quietas" desde la cuna, aseguran en una entrevista con Efe.

Aunque ya habían aprendido a nadar en su país de origen, no fue hasta que llegaron a Galicia, en plena infancia, cuando ambas empezaron a sentir el cosquilleo de la competición con el club Marina Ferrol de natación y el Ría Ferrol de atletismo, dos deportes que no tuvieron que aparcar al descubrir el duatlón, germen de su actual pasión.

"Hubo un momento en el que tuvimos que elegir. ¿Seguimos corriendo, nadando o qué hacemos? Fue un alivio conocer el triatlón, incorporar el ciclismo y no tener que decidir cuando nos fuimos al Centro Galego de Tecnificación Deportiva", apunta Melina, sobre la marcha de ambas a Pontevedra, donde ahora solo se encuentra la pequeña de las hermanas.

A pesar de que en estos momentos entrenan con grupos diferentes, de su reguero de palabras es complicado que salga un verbo en singular, pues llevan "de la mano toda la vida" y también de la mano quieren alcanzar el culmen para cualquier triatleta, los Juegos Olímpicos.

"Siempre que lo que consiga, si es con mi hermana, mejor", admite Camila.

Aunque a ningún deportista le gusta marcarse un objetivo tan "a largo plazo y exigente" como es la cita olímpica, dice Melina, ninguna de las dos descarta alcanzar los cinco aros en el futuro, un reto "obviamente difícil", pero que "con trabajo y esfuerzo no es imposible, se puede conseguir", apostilla su hermana.

En la historia gallega de participación en los Juegos, tan solo dos parejas de hermanos lograron llegar a la cima: los gemelos lucenses Leopoldo y Jesús Centeno, que lo hicieron en el pentatlón moderno de Barcelona 1992, y los atletas marinenses Carlos y Elisardo de la Torre, en los 10.000 metros y 3.000 metros obstáculos, respectivamente, de Atlanta en 1996.

Con el "corazón dividido" entre Galicia y Argentina, y teniendo en cuenta lo que ha subido el nivel del triatlón en España, Camila confiesa que ya se han planteado correr bajo los colores albicelestes porque "sería más factible clasificarse", aunque es algo que "solo" tienen "en la cabeza". "De momento vamos a seguir compitiendo por España", asegura.

"La Federación argentina tiene mucho más dinero", apunta, y agrega que incluso "le faltan chicas" por lo que "sería mucho más fácil poder viajar, competir y clasificarse. Porque al final para clasificarse hay que competir, y nosotras muchas veces no tenemos esa facilidad para ir a tantas competiciones como nos gustaría", explica Melina.

El que ya participó en dos ocasiones y lo hará por tercera vez este verano es Javier Gómez Noya, que al igual que ellas nació en otro país (Suiza, en su caso), vivió su infancia en Ferrol y posteriormente se trasladó a Pontevedra, por lo que van "siguiendo sus pasos", subraya la mayor de las Alonso, que en enero pasado tuvo la oportunidad de entrenar con él y con su grupo en Fuerteventura.

"Me hizo mucha ilusión poder entrenar ese mes con Javi. Verlo, aprender un montón de él, de su forma de ser, de su forma de afrontar las cosas y de cómo trabaja. Estuve como una esponja", relata Melina, y detalla Camila que "verlo entrenar y ver todos los títulos que consigue hace que parezca hasta fácil".

Las hermanas formaron parte del quinteto del Triatlón Ferrol que el pasado 22 de mayo conquistó la Copa de la Reina de triatlón y acumulan notables resultados en competiciones internacionales, como el primer puesto de Camila en el Campeonato Iberoamericano de distancia sprint este año o el octavo puesto de Melina en el Europeo sub-23 de 2014.

Las dos están acostumbradas a la clásica pregunta de quién es la mejor de las dos, por ello saben abordarla a la perfección: "A ella se le da mejor nadar; a mí, mejor correr. Pero cada carrera es un mundo, creo estamos a un nivel muy parecido", afirma Camila.

"Yo soy un poquito mejor en el agua y ella un poquito mejor que yo en la carrera a pie. Pero bueno, estamos ahí", responde de forma semejante Melina, que según su hermana pequeña siempre fue la más "constante y responsable", la que decía "vamos a entrenar aunque no tengamos ganas", mientras la propia Camila se considera "más perezosa".

La mayor bajo las directrices del vasco Javier Chavarren y la pequeña en el grupo del asturiano Omar González concluyen que van "en serio" a por Tokio 2020, los que deben ser "sus" Juegos.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?