Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 22 de Noviembre de 2019

Otras localidades

De víctima de acoso escolar a agente de la CIA

Dwayne Johnson y Kevin Hart protagonizan la nueva película de Rawson Marshall: "Un espía y medio". Una comedia de acción en torno al bulling y misiones de la CIA que se estrenará el próximo 8 de julio

Hacía tiempo que Rawson Marshall deseaba dirigir una película de acción y con "Un espía y medio" se ha quitado la espinita que llevaba dentro. Sin abandonar el humor, esta comedia protagonizada por Dwayne Johnson y Kevin Hart, se centra en un problema que persigue a los más jóvenes y que ha ido creciendo debido a las redes sociales. En este sentido, trata el bulling desde una perspectiva humorística envuelta en misiones de espionajes de la CIA.

Sinopsis "Un espía y medio"


Bob Stone (Dwayne Johnson) es un letal agente de la CIA de casi dos metros pero que le persigue su pasado friki y traumático en el insituto, víctima de acoso escolar. Despúes de años, decide asistir a la reunión de antiguos alumnos pero, en realidad, regresa para contactar con Calvin (Kevin Hart), su único compañero del colegio, el chico más por aquel entonces y ahora convertido en un simple contable con una vida monótona.

Sin darse cuenta, el pobre oficinista se ve encuelto en un buen lío del que no podrá desentenderse. Ese mundo de tiroteos, traiciones y espionaje es lo que le permitirá sentirse afortunado por su vida mientras que Bob conseguirá superar los traumas del pasado.

"Un espía y medio", detrás de toda la acción y humor que cautivan la historia, habla del acoso es colar. "Quéria tener un tema subyacente. Era muy importante tanto para Kevin, Dwayne y para mí. El mensaje anti-bulling es lo principal y lo hemos mezclado con la comedia", explica el director de "Cuestión de pelotas" y "Somos los Miller". Asimismo, este largometraje de acción trata la traición entre la amistad y la crisis existencial que puede tener cualquier persona cuyo presente no se asemeja a las grandes expectativas que tenía para su vida.

Además, en "Un espía y medio" encontramos un cambio de rol entre los actores. El conocido monologista interpreta a un hombre más "serio", -todo lo reservado que puede ser alguien como Kevin Hart- mientras que el luchador profesional conocido como La Roca, se convierte en un "oso de peluche" traumatizado con una estatura de dos metros y con 120 Kg de peso. "Fue muy divertido interpretar este papel porque la gente no está acostumbrada a verme así. Por un lado sigo siendo el chico de las pistolas pero al final (refiriéndose a su personaje) soy un niño que se ilusiona por todo", comenta Dwayne Johsnon ("Fast & Furious").

Sin embargo, parece que ese mensaje anti-bulling que se quiere transmitir, con un Dwayne Johnson mazado después de haber sido víctima de burlas en el instituto, se soluciona con una pelea entre machos alfa, enfatizando en que todo es "cuestión de pelotas". "No lo había visto desde ese punto de vista. Lo que quiero contar es que Bob, a pesar de haber cambiado mucho físicamente, sigue siendo el mismo niño asustado, pero que acaba convirtiéndose en un hombre seguro de sí mismo", comenta Rawson Marshall entre risas.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?