Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 18 de Enero de 2020

Otras localidades

Medio siglo del demoledor retrato de un matrimonio

Se cumplen 50 años del estreno de “¿Quién teme a Virginia Woolf?”, una de las mejores películas de la década de los 60, protagonizada por Richard Burton y Elizabeth Taylor.

El título de la película nace de una cancioncilla que los protagonistas toman de que cantaban los tres cerditos: “Who’s affraid with the big bad Wolf”, “Quién teme al lobo feroz”, canción que Burton y Taylor convierten en un chiste intelectual al hacerlo rimar con Virginia Woolf. Ese chiste nos está avisando de lo que vamos a ver a lo largo de la película. Dos personas que viven un tormento tal, el de una relación fracasada, que es posible incluso que pierdan la razón o que les lleve al suicidio, tal y como ocurrió con la escritora Virginia Woolf.

“¿Quién teme a Virginia Woolf?” está basada en una obra de teatro estrenada en 1962 del dramaturgo estadounidense Edward Albee que tuvo un enorme éxito en su país. El encargado de llevarla a la pantalla fue el director Mike Nichols, un hombre que venía de Broadway y que debutaba en el cine con esta película. Nichols recurrió como protagonistas a la pareja del momento: Liz Taylor y Richard Burton, por entonces el matrimonio más famoso del cine. Era la cuarta película en la que trabajaban juntos tras “Cleopatra”, “Hotel internacional” y “Castillos en la arena”.

Los dos actores tuvieron que transformarse físicamente para sus papeles. Tuvieron que engordar unos cuantos kilos y el maquillaje les hacía parecer bastantes años mayores. La película es un auténtico duelo interpretativo entre Liz Taylor y Richard Burton, que aquí se despojan de todo su glamour.

“¿Quién teme a Virginia Woolf?” fue también la primera película de Hollywood en utilizar palabrotas y expresiones hasta entonces consideradas demasiado fuertes para el cine. Un lenguaje que significaba el intento de acercamiento del cine a la sociedad real del momento. Liz Taylor, famosa por utilizar un vocabulario bastante fuerte, celebró la decisión.

La película fue candidata a trece Oscar, siendo nominada en todas y cada una de las categorías en las que podía ser elegible. También fue la primera vez en la historia del cine en la que los cuatro actores de la película fueron nominados a la estatuilla. Además de Taylor y Burton como protagonistas, también fueron candidatos al premio los otros dos actores secundarios que interpretaban a la pareja de invitados: George Seagal y Sandy Denis.

Finalmente la película ganó cinco estatuillas, entre ellas la de mejor actriz de reparto para Sandy Denis y mejor actriz protagonista para Elizabeth Taylor.

Liz Taylor no quiso ir a recogerlo, no solo porque estaba fuera del país sino también porque le había dolido mucho que Richard Burton no fuera premiado. Para Liz Taylor era el segundo Oscar que ganaba tras el logrado seis años antes por Una mujer marcada. Más allá de los premios, su papel en ¿Quién teme a Virginia Woolf? es para muchos críticos el mejor trabajo de su carrera.

Y un elemento que no queremos dejar pasar por alto, la banda sonora. La música que Alex North creó para la película es una de sus obras maestras, con un tono dulce en su tema principal que crea un hábil contraste con la ferocidad con la que se tratan los protagonistas.

Han pasado 50 años desde su estreno. Una buena ocasión este aniversario para volver a ver ¿Quién teme a Virginia Woolf? una de las mejores radiografías del fracaso matrimonial que nos ha mostrado el cine.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?