Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 12 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Lagarder Danciu: “No se puede hacer negocio con las desgracias”

Este activista por los derechos de las personas sin hogar denuncia la privatización de los servicios sociales y el afán político de invisibilizar a este sector de la sociedad

Lagarder Danciu, activista por los derechos de las personas sin hogar. /

Gay, rumano, gitano, ateo, vagabundo y okupa. Así se define Lagarder Danciu en su perfil de Twitter, donde tiene casi 20.000 seguidores. Este activista por los derechos de las personas sin hogar se ha dado a conocer por irrumpir diversos actos políticos con pancarta y megáfono en mano reclamando justicia, conciencia y compromiso social. “No se puede hacer negocio con las desgracias”, asegura en Hoy por Hoy con Gemma Nierga.

Su labor de activista y defensor de las injusticias empezó a los 11 años, cuando se presentó en el despacho del ministro de Educación de Rumanía tras descubrir que el director del orfanato donde residía abusaba de sus amigos. Desde entonces, e impulsado por una de sus maestras que le inculcó el activismo, Lagarder no ha cesado en su lucha por conseguir que todos tengan sus derechos, especialmente las personas sin hogar.“Yo acudía a la escuela no para estudiar, sino para comer. Yo no jugaba en el recreo, esperaba a que mi compañero terminase su manzana para comerme los restos. Y una maestra se fijó y se acercó a mí y me dijo: esto lo tenemos que cambiar, ¿te comprometes conmigo? Y desde entonces me enamoré de la educación y de la enseñanza”, relata.

Lagarder Danciu tiene las carreras de Sociología y Trabajo Social y ha trabajado como traductor en la Policía y como educador en centros marginales de Andalucía. Ahora vive en la calle para compartir la situación y necesidades de los sintecho. “Cada vez que conoces más historias de la calle te haces más fuerte”, dice.

Este activista denuncia que la política quiere invisibilizar este sector de la sociedad privatizando los servicios sociales y propone un proyecto de autogestión, donde sean las propias personas sin hogar quienes trabajen para paliar sus necesidades. Por ejemplo, abrir un comedor social donde trabajen ellos mismos, una idea que en unos días propondrá a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, cuando se reúna con ella.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?