Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 22 de Septiembre de 2019

Otras localidades

¿No aprenden nada?

El señor Fernández de Mesa es el actual director general de la Guardia Civil y se ha distinguido por negarse a asumir las responsabilidades políticas de ese cargo

Arsenio Fernández de Mesa, según algunos medios, podría ser ministro de Defensa en un futuro nuevo gobierno de Mariano Rajoy. Sería la palpable demostración de que el señor Rajoy no ha aprendido nada y que pretende gobernar exactamente igual con 137 diputados que cuando tenía mayoría absoluta: es decir, sin hacer caso a nadie y sin guardar el menor respeto a la oposición.

El señor Fernández de Mesa es el actual director general de la Guardia Civil y se ha distinguido por negarse a asumir las responsabilidades políticas de ese cargo, en la peor tradición del Partido Popular durante estos últimos cuatro años. Primero fue su actuación en los sucesos del Tarajal, cuando quince personas perdieron la vida, ahogadas, frente a la costa de Melilla sin que los guardias civiles que estaban en la playa hicieran nada por ayudarles, sino que bien al contrario les hostigaron con pelotas de goma y botes de humo. Lo razonable hubiera sido que el director general de la Guardia Civil asumiera la responsabilidad por un suceso tan terrible, la muerte de quince personas que no habían cometido delito alguno ante la mirada impasible de agentes de la autoridad, pero el señor Fernández de Mesa ni se inmutó.

Tampoco se inmutó cuando prácticamente todas las organizaciones de Derechos Humanos de España denunciaron las devoluciones en caliente que efectúa la Guardia Civil en la misma frontera de Melilla, por considerar que están prohibidas en el derecho internacional. La guinda la puso el señor Fernández de Mesa ayer mismo, con una nota en la que anuncia que ha suspendido de sus funciones a un sargento de la Guardia Civil investigado por la violación repetida de una subalterna.

El sargento en cuestión seguía en su puesto, sin mayor problema, hasta que varios periodistas denunciaron lo que estaba ocurriendo. Solo entonces el señor Fernández de Mesa se dio por enterado. Angustia pensar que estos personajes pueden seguir protagonizando la vida política durante los próximos cuatro años.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?