Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 03 de Abril de 2020

Otras localidades

LA OPINIÓN DE PEPA BUENO

Y mientras… ahí fuera

En Colombia estrenan la paz después de 52 años de guerra y en Brasil asistimos a la casi segura destitución de una presidenta elegida hace dos años por 54 millones de votos

Brasil y Colombia nos dejan hoy dos imágenes bien diferentes: en Colombia estrenan la paz después de 52 años de guerra y en Brasil asistimos a la casi segura destitución de una presidenta elegida hace dos años por 54 millones de votos. Se la cargan con el argumento de que cuadró los presupuestos recurriendo a créditos sin consultar al Congreso. La juzgan senadores acusados de corrupción que hace mucho tiempo tienen decidido echarla al margen de los hechos explicados en el juicio político y al margen del largo y vibrante discurso en su defensa, y en defensa de la democracia que hizo ella ayer. Dilma Rousseff habló de golpe de Estado ante la indiferencia general de la población castigada por la crisis económica. Aunque esta noche sus partidarios han salido a la calle. Y los han reprimido con gases lacrimógenos. Pero todos tienen en Brasil el mismo derecho a voto, al menos de momento, dentro de dos años hay nuevas elecciones presidenciales. Y quizás los 40 millones de brasileños a los que el partido de Rousseff y de Lula Da Silva, el Partido de los Trabajadores, sacó de la miseria extrema enmienden la plana a los 81 senadores que hoy se saltarán la democracia a la torera.

Las mismas élites que echan a Rousseff en Brasil se resisten en Colombia a aceptar los acuerdos de La Habana que ponen fin a la guerra entre el Estado y las FARC. En las zonas rurales, en los lugares del país más castigados por el larguísimo conflicto, se celebra sin embargo el final de la pesadilla. Hoy se conocerá la pregunta exacta del referéndum al que el presidente Santos va a someter el 2 de octubre los acuerdos de paz. Ya empiezan a escucharse barbaridades y argumentos tóxicos en contra, al más puro estilo del referéndum del Brexit. En este caso, de los que hacen de los conflictos su razón de ser y son incapaces de apartarse después porque se quedan sin banderas. Algo de eso sabemos mucho aquí.

Y a este lado del mundo, empieza a dejar de ser noticia la foto tremenda que hoy cuesta encontrar en toda la prensa. Otras mil personas rescatadas ayer de aguas del Mediterráneo, como el día anterior o como la semana pasada... Lástima tener que volver de vacaciones para contarles esto, pero es que el expolio de África, la guerra en Siria, los bombardeos en Yemen no han desaparecido y el que puede huye aunque sea a nado.

Ustedes a la vuelta del pueblo o de la playa volverán como volvemos todos a la rutina de la vida. El trabajo mejor o peor pagado, el comienzo del colegio, las facturas, la familia, los amigos, las preocupaciones y las alegrías. Y se quejan con razón de hartazgo y cansancio porque los medios llevamos un año dale que te pego con el raca raca de la política. Pues agárrense que vienen curvas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?