Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 23 de Septiembre de 2019

Otras localidades

¿Es la ACB la mejor liga de Europa?

Nos la venden como la mejor pero una cosa es lo que nos venden y otra lo que compremos

Vista general del Palacio de los Deportes de Madrid durante un partido de baloncesto /

Tras un mes de parón después de los Juegos Olímpicos de Río el aficionado al baloncesto español tiene de nuevo con qué distraerse. Este fin de semana comienza la Liga ACB. ¿La liga dual Madrid-Barça? ¿La de más calidad de Europa? ¿La más emocionante del continente? Nos lo venden así pero una cosa es lo que nos venden y otra lo que compremos y aquí no somos compradores compulsivos, sino más bien críticos.

Una liga dual parece que va a ser. Real Madrid y Barcelona tienen nuevamente las mejores plantillas y sólo la "distracción" de la Euroliga puede hacerles despistarse del campeonato doméstico. Cierto es que el equipo de Laso ha perdido a Sergio Rodríguez y que en el Barca cualquier tiempo pasado para Navarro fue mejor, pero aún así parten como favoritos claros al título. Habrá que calibrar si lo de la Supercopa y el Granca no fue flor de un día y si Baskonia, Valencia o Unicaja tienen plantilla para algo más que hacerles sombra. Jugadores como Bargnani, Hendrix o Will Thomas lucharán por desdecirme en el pronóstico.

A lo de que es la liga de más calidad de Europa en el global responderemos que sí, pero tiene trampa. Las clases medias de ligas como la liga turca, la adriática o la VTB compiten ya claramente con nuestra liga Endesa. Además, la Euroliga empieza a probar este año lo de merendarse a las ligas nacionales en una competición europea de todos contra todos.

¿La gente prefiere un Olympiakos-Real Madrid o un Unicaja-Valencia? Lo vamos a saber esta temporada, pero me temo que, a pesar del hambre de basket, nos vamos a encontrar en algún momento perdidos en saturación de partidos. Habrá rachas de ocho días en donde los equipos de Euroliga jueguen hasta cuatro encuentros. Ellos no sabrán la competición que juegan y en ese jaleo pueden hartar y perder al aficionado. Difícil saber qué va a ocurrir.

Lo que sí sé es que es más fácil encontrarse un japonés en la Gran Vía que más de tres españoles en uno de nuestros equipos en la liga española. Sobrepasamos el 30% de jugadores nacionales este año de casualidad. Baskonia no tiene ni uno y equipos tradicionales de cantera como el Estudiantes se encuentran este año con un vestuario en el que se tendrán que entender en inglés y con suerte.

Eso no tiene que ser necesariamente malo para la ACB, pero es chocante. No debemos olvidar que la selección es la locomotora que tira de los equipos y si no alimentamos a la locomotora lo mismo nos quedamos sin tren. De momento del tren de nuestra liga se han bajado jugadores como Sergio Rodríguez, Álex Abrines o los hermanos Hernangómez, que han cogido el avión a la NBA. Llull, Claver, San Emeterio, Vives, Ribas, Navarro y Mumbrú echaran leña a esa locomotora nacional pero o los equipos se plantean limitar las pérdidas de jugadores que les identifican, o apuestan por las canteras o va a acabar siendo más fácil indentificarse con los Nuggets que con el ICL Manresa.

Lo escrito demuestra que aquí somos compradores exigentes. Que no vamos a dejarnos convencer sólo por el marketing. Pero nuestra liga tiene también muchas cosas buenas. Y sería injusto no nombrarlas. El nivel técnico es excelente en los banquillos. La apuesta por el espectáculo en los últimos años de equipos como Real Madrid, Juventut, Valencia o Ucam Murcia se espera que contagie a más conjuntos y disfrutemos de partidos a más de cien puntos por equipo.

Además, mantenemos una Copa del Rey que es hasta envidia para la NBA. Y sobre todo, los que llevamos el basket en la sangre, tenemos ganas de que empiece a volar el balón y vivir los triples de Rudy o Kuric, las entradas a canasta de Llull o Ryce, la calidad de veteranos como Mumbrú o Rafa Martinez y las benditas locuras de Campazzo o Mccaleb. En definitiva, nos lo vendan como nos lo vendan, los que somos asé acabamos comprando. En definitiva, tras un bronce olímpico, todos tenemos ganas de nuevo de invertir en buen BA-LON-CES-TO.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?