Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 24 de Julio de 2019

Otras localidades

Un décalogo de curiosidades sobre "Los Diez mandamientos"

El miércoles día 5 de octubre se cumplen 60 años del estreno de “Los Diez Mandamientos”, una de las superproducciones más famosas de la historia del cine. Recordamos este film con diez curiosidades de su rodaje.

Uno. El director Cebil B. DeMille eligió a Charlton Heston para el papel por su enorme parecido físico con la estatua del Moisés de Miguel Ángel.

Dos. La película contó con uno de los mayores presupuestos asignados hasta entonces: 14 millones de dólares que adaptándolos a la actualidad equivaldrían a unos 120 millones de hoy en día. En la película participaron veinte mil extras y quince mil animales.

Tres. Sólo el cinco por ciento de la película está rodada en Egipto. Por entonces las relaciones de Hollywood con el régimen de Nasser no eran muy buenas. Sin embargo, a DeMille se le abrieron todas las puertas porque los egipcios habían quedado muy contentos con cómo fueron tratados en su película Las Cruzadas. En Egipto se rodaron básicamente escenas de exteriores ya que la mayor parte de la película está filmada en estudio.

Cuatro. Rodando en Egipto, DeMille sufrió un ataque al corazón. Una cámara situada en lo alto de una colina que no funcionaba tuvo la culpa. El director, que por entonces tenía ya 75 años, se empeñó en subir él mismo a ver qué pasaba. Cuando iba a mitad de ladera cayó fulminado por el esfuerzo. Tan solo dos días después volvió al trabajo y se reanudó el rodaje.

Cinco. Además de su actuación. Charlton Heston hizo dos contribuciones más a la película: Prestó a la producción a su hijo Fraser para que hiciera el papel del bebé que es rescatado de las aguas del Nilo. Además, Charlton Heston puso la voz a Dios en las escenas de la zarza encendida y la entrega de las tablas.

Seis. Para hacer el efecto de convertir en sangre las aguas del río Nilo, se situaron debajo del agua mangueras que arrojaban tinta roja y verde para hacer así el color de la sangre más creíble.

Siete. Para recrear la división de las aguas del Mar Rojo se filmó primero una cascada y se utilizaron una serie de espejos para que cambiara la perspectiva de tal manera que la caída del agua parece invertida.

Ocho. Otro efecto especial bastante logrado es el de las lenguas de fuego divino que van escribiendo los Diez Mandamientos sobre las tablas. DeMille mandó construir las tablas con auténtica piedra del Sinaí, con las medidas exactas indicadas en la Biblia y con los caracteres de las letras escritas en cananeo arcaico, la escritura de la época.

Nueve. Una leyenda urbana acompaña a la película desde hace décadas y es que Fidel Castro, antes de convertirse en líder de la revolución cubana, hizo de extra en la película como soldado egipcio. Siempre que se le pregunta sobre ello al mandatario da respuestas ambiguas.

Y diez. La última frase que se pronuncia en la película, "Proclamad la libertad a través de todas las tierras en presencia de todos los habitantes de ellas", es la misma que está grabada en la Campana de la Libertad de Filadelfia, uno de los grandes símbolos de la Independencia de los Estados Unidos.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?