Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 09 de Diciembre de 2019

Otras localidades

España, el segundo país europeo con más tiempo sin presidente

Solo nos superó Bélgica que estuvo 541 días sin mandatario hasta que Elio Di Rupo fue nombrado primer ministro. En todos los casos la economía y la sociedad de los países 'desgobernados' han evolucionado por encima de la media europea

España lleva cerca de 300 días sin gobierno (con uno en funciones) y eso nos sitúa en el segundo puesto del ranking europeo de países que han estado más tiempo sin un ejecutivo. Solo por detrás de Bélgica que permaneció 541 días con interinidad institucional. Entre los años 2007 y 2008 Bélgica estuvo en la misma situación que España y eso se repitió en 1988 con los problemas de multilingüismo y división territorial parecida a la española.

Bélgica es un Estado Federal compuesto por tres comunidades, la flamenca, la francesa y la germanófoba y tres regiones, la de Flandes, Valonia y la región de Bruselas oficial. Hablan tres idiomas oficiales adosados a cada una de las comunidades citadas, el Holandés que habla el 60% de la población el francés un 40% y el alemán menos de un 1%.

La dificultad surgió tras las elecciones del 2010 cuando triunfó la Nueva Alianza Flamenca, el partido republicano y conservador que promueve la independencia de Flandes. Las negociaciones para la formación de gobierno se convirtieron en un laberinto porque no tenía votos suficientes y estuvo casi un año y medio sin gobierno, convirtiéndose en el record mundial de tiempo con un gabinete en funciones.

Otro de los países, aunque ya fuera de la Unión Europea fue Moldavia, que estuvo 528 días sin primer ministro oficial y fuera también del territorio comunitario Camboya o Irak también estuvieron cerca de un año sin jefe de Gobierno.

España ha superado incluso a Holanda que permaneció 208 días en el año 77 sin primer ministro.

El Caso de Austria

El 3 de Octubre era la fecha prevista para que Austria celebrara elecciones presidenciales por tercera vez en menos de un año, pero se volvió a aplazar debido a que los sobres electorales no tenían el pegamento adecuado. Una minucia, que se ha convertido en un problema nacional.

Heinz Fischer presidente interino de Austria / presidencia (Presidencia)

Austria es el ejemplo de país rico, con economía fuerte, paro escaso y entra dentro de los estándares del Estado Europeo ideal. La crisis política interna que vive, desmiente esos tópicos. El 22 de mayo, el ecologista Van der Bellen gano las elecciones con un 50,3% tras contabilizar los votos por correo.

El ultranacionalista FPO Norbert Hofer que había sido dado como ganador, quedó relegado tras contabilizar los votos del exterior. Pero no asumió la derrota e impugnó los resultados aceptándolo el Tribunal Constitucional de Austria que ordenó repetir las elecciones en la fecha indicada del 3 de octubre, pero se volvió a aplazar por el pegamento de los sobres.

De nuevo la inmigración podría inclinar la balanza hacia la ultraderecha porque el país cada vez está más dividido en el tema de los refugiados. Muchos hablan de efecto contagio, y lo comparan con Donald Trump o Marine Le Pen por sus mensajes radicalizados antisistema.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?